Compartir
Publicidad
Publicidad

Los 3.000 préstamos de la Linea ICO Directo

Los 3.000 préstamos de la Linea ICO Directo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Se que este tema os cabrea a la mayoría, sobre todo por los múltiples comentarios en los post relacionados con el tema que hemos publicado, pero la noticia es que la Ministra de Economía, en referencia a los resultados de la Linea ICO Directo, ha confirmado la "poca efectividad" de esta línea de financiación para autónomos y pymes en dificultades.

Más allá de lo que podamos discutir sobre si el Estado debe financiar a quién los bancos no lo hacen, creo que lo que más indigna a los afectados por ese 70% de rechazo de las solicitudes de crédito, es que, en su día se anunció que esta medida era la solución para muchos pequeños empresarios y sus problemas de liquidez y ahora todo eso ha quedado en agua de borrajas.

Ya avisó, en su momento, el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), José María Ayala, del grado de exigencia que iba a tener el ICO a la hora de conceder este tipo de financiaciones y que no se iba a permitir una tasa de morosidad mayor que la banca privada.

Está claro que el ICO no ha querido asumir esa presunta rebaja de los criterios de idoneidad que, pretendidamente, se anunció en el momento de la presentación de esta medida y que, como se sospechaba en ese momento, no podría conceder créditos a muchas empresas que ya habían sido rechazadas por otras entidades.

Pero más allá de los criterios basados puramente en el riesgo financiero, lo que yo he pulsado en muchas de las opiniones que he podido recavar es que el descontento aumenta por los modos en que se rechazan las solicitudes.

Cuando el banco te deniega un crédito por lo menos te lo dicen a la cara, es más, en algunos casos hasta te convencen de que es imposible, que ellos quieren pero el sistema no se puede cambiar, que si el departamento de riesgos, que si la central, etc. Pero recibir una fría carta donde, sin más explicación, te comunican que no cumples los criterios (los que sean, sin especificar cuales) aumenta el grado de frustacción.

Eso, unido a las falsas esperanzas que se dieron a una gran cantidad de pymes y autónomos que, en muchos casos, no son responsables de su falta de liquidez; ya que ésta viene derivada del alto grado de morosidad de sus clientes, sobre todo de las propias administraciones.

En Pymes y Autónomos | Linea ICO Directo... un auténtico fracaso Imagen | ICO

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio