Publicidad

Furor por las microinversiones, las nuevas alternativas de financiación empresarial que vienen

Furor por las microinversiones, las nuevas alternativas de financiación empresarial que vienen
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La mayoría de emprendedores tienen el mismo problema a la hora de poner en marcha su empresa: no disponer de recursos económicos suficientes como para poder iniciar el negocio en condiciones adecuadas. La restricción financiera por parte de las entidades bancarias es cada vez mayor y en un país donde la exposición a la financiación bancaria es tan elevada, ésto es casi como decir que la financiación no existe, y no hay visos de que vaya a volver.

No en vano, el propio Gobierno, siendo consciente de este problema, ha impulsado diversos instrumentos de crédito para que el crédito vuelva a fluir, como el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF). Sin embargo, por el momento, está triunfando otro modelo de financiación impulsado, no por ningún organismo público, sino desde el propio sector privado y al margen de las entidades financieras. Métodos de intermediación como el crowlending o crowfunding se han consolidado ya como alternativas a la financiación bancaria en España, y ésto es una buena noticia para las empresas.

Y es que, aunque el volumen de recursos gestionado por este tipo de iniciativas es todavía muy inferior a las cantidades gestionadas por las entidades financieras, los nuevos instrumentos financieros han despertado el interés de grandes inversores internacionales como Black Rock. El crowlending ha conseguido crecer un 111% en todo este año 2013 a nivel mundial, y gestiona un volumen cercano a los 1.644 millones de euros. En España, este sector intermedia ya cerca de 70 préstamos mensuales con importes medios de 4.000 euros en particulares y 15.000 en pymes y autónomos.

La idea es muy sencilla: un emprendedor publica su proyecto en la plataforma correspondiente con el objetivo de obtener un determinado volumen de recursos en un período de tiempo determinado. Los inversores tienen, a su vez, la posibilidad de realizar aportaciones a partir de 50 euros convirtiéndose así en partícipes de un proyecto empresarial que les generará, en seis meses, un retorno del 100 por cien de su inversión más un interés pactado que puede oscilar entre el 7% y 9%.

Entre todas estas plataformas destaca Comunitae, que ha aportado ya más de tres millones y medio de euros en 700 operaciones aportados por los recursos de 2.500 inversores. Este volumen de recursos ha permitido a la entidad un crecimiento en el volumen de intermediación gestionado de más del 180%. El paradigma de la financiación está cambiando, y eso también se nota en las empresas.

En Pymes y Autónomos | La regulación del crowdfunding en España, tal útil como necesario Imagen | geralt

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir