Publicidad

Vender ropa de segunda mano, como negocio que cuida del medioambiente

Vender ropa de segunda mano, como negocio que cuida del medioambiente
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Comprar ropa de segunda mano en buen estado, es un acto habitual en países como Estados Unidos o Reino Unido. En España se ha puesto de moda el uso de aplicaciones por las que puedes deshacerte de prendas que no utilizas y venderla.

¿Pero existe algún otra posibilidad además de esos mercados virtuales de compra-venta de ropa de segunda mano? Sí, tiendas físicas que a través de internet, te permiten vender al peso ropa de temporada, con el objetivo de contribuir a cuidar el medioambiente.

Vender abrigos, chaquetas y prendas que jamás te pondrás, al peso

Si existían esas tiendas físicas, lo lógico era pensar que de alguna manera debían abastecerse, en el caso de Percentil, te envían un saco a casa, que cabe en el buzón, y tú has de llenarlo de toda esa ropa que ocupa tu armario. Ellos, la venden en su tienda y tú te llevas un dinero cuando esa chaqueta o jersey, se venda.

Lo llamativo: confían en el buen criterio de la persona que envía material. Ha de estar limpio, en buen estado y ser de determinadas marcas. Y lo cómodo para ti, no has de hacer fotografías ni negociar con una persona que ese vestido que te costó 40 euros y está nuevo, se lo regales por 10 euros y además tengas que desplazarte a un punto pack.

Tiendas de segunda mano, como economía social

Como todo, tiene que ponerse de moda gracias a un famoso. En este caso,la protagonista de la serie Sexo en Nueva York, hace unos años visitó uno de estos locales en pleno centro de Madrid y no sólo compró un vestido sino que acudió a un acto con él, sirvió para quitar esa etiqueta de usado = baja calidad.

En España se estima que cerca del 60% de los jóvenes consumen productos de segunda mano o “pre amados” como también se denominan. No importa la nomenclatura, lo importante es que todas las partes salen ganando: el consumidor final, el que abastece esas tiendas de ropa y el que las compra. Y el medioambiente, lo agradece.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios