Publicidad

Trabajo no descarta la subida del SMI a 1.000 euros en 2020
Actualidad

Trabajo no descarta la subida del SMI a 1.000 euros en 2020

Publicidad

Publicidad

No hay confirmación de que se vaya a formar un nuevo Gobierno antes de Navidades, pero aún así el equipo del Ministerio de Trabajo no descarta la subida del SMI a 1.000 euros en 2020. Es una medida que puede aprobar incluso aunque se encuentre en funciones, a través de un Real Decreto Ley, una figura que ya se ha utilizado en otras ocasiones.

Claro que lo normal sería hacerlo con el consenso de agentes sociales, tanto sindicatos como organizaciones patronales, algo deseable pero no imprescindible para el Ministerio. Esta medida tendría que estar aprobada antes del 1 de enero de 2020, con uno de los últimos Consejos de Ministros del año.

Subida con o sin acuerdo con agentes sociales

Se está valorando dentro del Ministerio la magnitud de la subida y una vez decidido se transmitiría a sindicatos y empresarios. Para los primeros se trata de una subida muy deseable, pero para los segundos que al final son los que tienen que pagar supone un incremento importante en sus cuentas, más todavía después de la subida de 2018 donde se incrementó a 900 euros.

Hay que tener en cuenta que el objetivo de las organizaciones sindicales es situar el salario mínimo en torno a los 1.200 euros, lo que supondría un 60% del sueldo medio español. Además es un compromiso a medio plazo del Gobierno por lo que no sería descabellado que se alcanzara en esta legislatura si por fin se pone en marcha.

Quizás un punto medio sería aceptable para todas las partes, pero siempre teniendo en cuenta que el objetivo son esos 1.200 euros en 2024, por lo que los empresarios ya se pueden ir haciendo a la idea de que tendrán que subir los salarios. Porque tarde o temprano si el SMI está en 1.200 el resto de tablas salariales se tendrán que mover.

Los empresarios harán toda la fuerza posible para intentar aplazar esta medida

No es raro que muchas organizaciones de empresarios estén alzando la voz para tratar de buscar otro pacto de Gobierno que incluya también a PP y Ciudadanos como una fórmula más ajustada a una política económica más moderada en temas salariales y más liberal en cuestión impositiva.

Para los autónomos puede ser una buena medida a la hora de calcular las cotizaciones por ingresos reales, puesto que se plantea una cuota mínima para aquellos que no lleguen al SMI. Si este sube, serán más los trabajadores por cuenta propia que puedan tener una cuota reducida.

El empleo, la incógnita por resolver

También habrá que ver el efecto de una medida de este tipo sobre el empleo. En un momento económico de ralentización de la economía, la generación de empleo se podría ver afectada por esta subida del SMI. Sin embargo algunos economistas creen que una subida del salario mínimo implicaría más capacidad de gasto para muchos hogares y una importante subida del consumo que ayudaría a la generación de empleo.

Otro efecto positivo estaría en la recaudación de la Seguridad Social, puesto que la recaudación sería mayor. Una medida muy necesaria para que el pago de las pensiones se vea garantizado sin tener que tirar de la hucha o préstamos cada vez que hay que pagar una extra a los jubilados.

Es una medida que no tiene vuelta atrás. Complicado tomarla sin consenso ya que supone una hipoteca para el futuro Gobierno. Si las negociaciones en marcha no prosperan, tomar una medida de este tipo no es el mejor mensaje para que partidos como PP o Ciudadanos apoyen un Gobierno del PSOE y no serían descartables unas terceras elecciones en primavera.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir