Planes de pensiones colectivos para autónomos, cómo saber si me interesa o si van a ser obligatorios
Actualidad

Planes de pensiones colectivos para autónomos, cómo saber si me interesa o si van a ser obligatorios

HOY SE HABLA DE

Una de las medidas que se quieren poner en marcha para complementar y mejorar el poder adquisitivo de los pensionistas en el futuro son los planes de pensiones públicos, en los que las empresas tendrían una importante aportación. Pero la cosa se puede complicar en el caso de los inscritos en el RETA por eso vamos a ver qué son los planes de pensiones colectivos para autónomos y cómo saber si me interesa o si van a ser obligatorios.

Lo cierto es que es una medida que está encima de la mesa pero cuya puesta en marcha no es inminente. Vamos a oír hablar de este tema bastante en los próximos meses. Más todavía en el caso de los autónomos, donde la cotización por ingresos reales también tiene mucho que ver con este asunto.

¿Qué son los planes de pensiones colectivos para autónomos?

Se trata de planes de pensiones públicos, que son gestionados por entidades privadas que concursarán para ganar dicha gestión y se contratan de forma colectiva, normalmente por empresas y en este caso autónomos.

Es decir, no se pueden contratar de forma individual, por lo que en el caso de los autónomos el acceso a dichos planes se realizará a través de asociaciones de autónomos, colegios profesionales o mutualidades. Esto hará que sean seguramente los primeros en buscar que sus asociados se apunten a dichos planes de pensiones colectivos.

Quizás el ejemplo más parecido en España sean las EPSV, las Entidades de Previsión Social Voluntaria de Euskadi, aunque en el sector de los autónomos.  Un modelo de ahorro para el futuro muy extendido por Europa y con poco arraigo en nuestro país.

¿Van a ser obligatorios para los autónomos los planes de pensiones colectivos?

La idea es que, a menos que el autónomo indique expresamente que no lo quiere, una parte de sus ingresos irán a estos planes de pensiones colectivos. De esta forma lo que se busca es fomentar el ahorro de forma mucho más generalizada que hasta el momento actual.

Solo funcionarán si tienen una amplia aceptación en el colectivo

A nivel fiscal tendrían un mejor trato que los propios planes de pensiones individuales, ya que permitiría una cantidad mayor con derecho a deducción de forma anual, algo importante teniendo en cuenta que en 2022 bajan dichos límites.

Para los autónomos puede ser un cambio demasiado grande. Pasar de cotizar por la base mínima a tener que hacerlo por ingresos reales y además incluir un plan de pensiones colectivo, puede hacer que sean rechazados por la mayoría de ellos.

¿Cómo saber si me interesan?

La clave está en saber como se van a desarrollar. Si destinamos cada mes un porcentaje de nuestros beneficios a este tipo de ahorro, ¿tendremos que cotizar menos si cotizamos por ingresos reales? Sería una ventaja atractiva para mantener este tipo de planes.

Para el autónomo también es interesante saber cómo lo puede rescatar en el caso de tener una fuerte caída en sus ingresos o cesar en su actividad. Aquí la normativa no debería variar mucho de lo que ocurre ahora con los planes de pensiones o de ahorro individuales.

Por otro lado hay que tener en cuenta la promesa de que este tipo de planes van a tener un coste mucho menor en la administración y menores comisiones. Habría que ver si además logran mejorar la rentabilidad de los planes de pensiones privados, uno de sus puntos débiles.

Un último punto a mi juicio interesante para ver si nos interesan o no este tipo de planes es el coste fiscal que supondrá en su momento recuperar el dinero invertido. Si logran crear un producto con baja carga fiscal en su recuperación es posible que resulte más atractivo para este colectivo.

Temas
Inicio