Los autónomos no empezarán a cotizar por ingresos reales al menos hasta 2023

Los autónomos no empezarán a cotizar por ingresos reales al menos hasta 2023
Sin comentarios

Dentro de las explicaciones que cada Ministerio está ofreciendo para dar a conocer las actuaciones de su competencia en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a Bruselas, el Ministerio de Seguridad Social tiene una de las patatas calientes más importantes, ya que toda al sistema de pensiones. En este marco el ministro Escrivá confirmó que la cotización por ingresos reales no será efectiva hasta 2023. Una buena noticia, ya que el objetivo es que se vaya introduciendo de forma progresiva y voluntaria, al menos hasta cierto punto.

En este sentido, el ministró espera que a finales de este año ya esté lista la reforma para la cotización por ingresos reales de los autónomos. En todo caso se podría retrasar a primeros del siguiente y no sería hasta 2023 cuando entraría en vigor. Y lo haría de forma gradual, haciendo que fuera de forma voluntaria al principio, donde lo más probable es que solo se acogieran aquellos con menos ingresos a los que fuera más favorable dicha cotización.

Pero como siempre ocurre en estos casos una vez que se ha abierto la puerta y se ha iniciado el cambio no hay vuelta atrás. En todo caso hay que tener en cuenta que con unas elecciones en 2024 a la vista todo puede dar un giro y que al final dicha reforma se quede en nada y se mantenga la fórmula actual de una cotización de base mínima y libertad para elegir la base de para los que tienen ingresos superiores a dicha cantidad.

Lo que dicen todos los estudios que maneja el ministerio, como también asociaciones de autónomos es que el cambio de sistema de cotización mejorará los ingresos de la Seguridad Social. Es decir, lo miremos como lo miremos se va a pagar más. La cuestión es quién lo hará o si alguien que ahora cotiza por el mínimo y luego dedica otros importes a planes privados, planes de ahorro o similares ahora no tendrá posibilidades de hacerlo.

La parte positiva es que las prestaciones de los autónomos también mejorará. Y la brecha entre pensionista RETA y pensionista del Régimen General será menor. Lógicamente si se paga más se recibe más, cuando estamos de baja por enfermedad general o por accidente laboral también. A ver si de esta manera los autónomos dejan de acudir enfermos a sus negocios y puestos de trabajo, como asumimos que tenemos que hacer para seguir teniendo algún ingreso.

Por último me gustaría saber que va a pasar finalmente con la tarifa plana, ya que el ministro no ha mencionado nada sobre el tema. Es una medida que ha ayudado a muchos a iniciar sus negocios, pero ¿hay qué bonificar a un negocio que da beneficios desde el primer día? ¿O ya puede pagar en función de sus ingresos? En todo caso, los descuentos en las cotizaciones deberían estar fuera del sistema y hacerse con cargo a los Presupuestos Generales, sin penalizar por ello los ingresos de la Seguridad Social.

Temas
Inicio