Compartir
Publicidad
Ocho medidas pendientes para mejorar la situación de los autónomos para 2019
Actualidad

Ocho medidas pendientes para mejorar la situación de los autónomos para 2019

Publicidad
Publicidad

Tras la mejora de la cobertura y protección de los autónomos se ha dado un primer paso para resarcir a este sector de un agravio histórico respecto a los inscritos en la Seguridad Social. Pero el camino por recorrer todavía es muy largo. Por eso vamos a ver las ocho medidas pendientes para mejorar la situación de los autónomos para 2019.

Porque todavía queda mucho trabajo por hacer. Lo que se ha logrado, siendo importante no es más que la punta del iceberg en lo que ha mejoras pendientes se refiere. Además recordemos que se trata de un acuerdo transitorio, que por su propia naturaleza tiene previsto prolongarse como mucho hasta 2022.

1. Cotización por ingresos reales

Lo que se espera es llegar a un acuerdo en el primer semestre del año sobre la cotización por ingresos reales de los autónomos. Lo más probable es que se establezcan ciertos tramos, tal y como proponen las asociaciones de autónomos, para que el cambio no resulte tan traumático.

Los más beneficiados serían los autónomos que menos ingresos reales tienen, los que no llegan al salario mínimo, que como suele decirse, les saldría a devolver y pagarían menos cotización de la que actualmente pagan. Y ojo que siempre se habla de ingresos reales, porque para ello se están cruzando datos entre Seguridad Social y Hacienda, para que el cálculo sea sobre los ingresos declarados ante la Agencia Tributaria.

2. Cotización de los autónomos que trabajan a tiempo parcial

Esta es una cuestión que ha quedado en el aire. Hay autónomos que solo dedican una serie de horas al día a trabajar por su cuenta. O solo los fines de semana. Sin embargo pagan y cotizan como si llevaran su actividad a tiempo completo. Es una situación que está en estudio y que todavía no queda claro como va a resolverse, si dependerá de la cantidad de ingresos o no.

La cotización a tiempo parcial es algo que parece lejos de resolverse ya que ni siquiera existe acuerdo sobre el criterio a seguir

Un conferenciante puede cobrar en un charla más que un repartidor que trabaja todo el fin de semana para Amazon por su cuenta. Ambos están a tiempo parcial, pero la actividad es muy diferente y los ingresos de la misma también.

3. Cotización de los autónomos en pluriactividad

Lo mismo ocurre con los autónomos que se encuentran en pluriactividad, que están trabajando por cuenta ajena y a la vez mantienen su propia actividad económica. ¿Tendrán que cotizar por el paro de los autónomos cuando es muy complicado que pierdan los dos trabajos a la vez para poder cobrar la prestación? Lo mismo podríamos decir de las coberturas por incapacidad o por enfermedad común. ¿Cobrarán dos prestaciones en estos casos?

4. Gastos afectos de vehículos particulares

Este es uno de los caballos de batalla sobre todo para los autónomos que empiezan. Porque los que ya llevan unos años y tienen que renovar el vehículo directamente buscan uno que cumpla con los requisitos para poder deducirse los gastos del mismo.

Una interpretación menos restrictiva, que permita el uso compartido de uso particular y profesional, para deducirse solo los gastos afectos a la actividad económica, independientemente de si luego se usa de forma particular o no. Si seguimos con el ejemplo de antes, el repartidor autónomos que busca paquetes para Amazon con su propio vehículo no podrá deducirse dichos gastos. Tampoco el autónomos que visita a un cliente con su vehículo particular.

5. Gastos de los suministros para los autónomos que trabajan en casa

Si, ya sabemos que ya se pueden deducir, pero la realidad es que es una burla. Un 30% de la parte afecta de la vivienda a la actividad económica es una miseria. Ya hemos visto algunos intentos de cambiarlo por el partido del Gobierno cuando estaba en la oposición. Ahora que podrían hacerlo parece haber caído en el olvido.

6. Dietas de los autónomos

Este parecía ser uno de los grandes avances de la nueva Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. Pero una interpretación demasiado restrictiva por parte de la Agencia Tributaria impide que en muchos casos los miembros del colectivo puedan deducirse dichas dietas. Basta con cumplir el resto de criterios, pagos electrónicos, en comercios de hostelería o restauración dando por hecho que están afectos a la actividad económica.

7. Paro de los autónomos

Es uno de los grandes avances del último acuerdo. Se mejora el tiempo de prestación que se obtendrá por cese de actividad. Pero de poco servirá si se siguen manteniendo los criterios restrictivos para poder acceder al mismo. Al fin y al cabo solo se concede a uno de cada dos solicitantes. Esta es una cuestión muy importante, porque no basta con cotizar, sino que después nos tienen que aprobar la solicitud.

También sería interesante aclarar que ocurre con los autónomos en pluriactividad, si se ven obligados a cotizar por este punto, pero que luego será muy raro que lleguen a quedarse en paro como autónomos y por cuenta ajena a la vez.

8. No pagar el IVA de las facturas no cobradas

Por último, una batalla que muchos autónomos ya han dado por perdida es no pagar el IVA las facturas no cobradas. Con el descenso de los índices de morosidad ya no es tan relevante, pero o se arregla ahora o en la próxima crisis económica volverá a llevarse por delante a muchos trabajadores por cuenta propia, ahogados por el IVA de facturas que no han llegado a cobrar.

Es muy complicado que con el poco tiempo que queda para el final de la legislatura esto salga adelante, más aún si se adelantan las elecciones. Pero la realidad es que parece existir voluntad de acuerdo por todas las partes y es posible que se den pasos significativos para al menos clarificar alguno de esos 8 puntos.

Imagen | kaboompics.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio