Compartir
Publicidad
Publicidad

Las reclamaciones a las mutuas por internet no funcionan

Las reclamaciones a las mutuas por internet no funcionan
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El otro día leía en Tecnología Pyme esta entrada de José M. Cestero en la cual nos presentaba la nueva plataforma telemática para unificar una ventanilla única telemática y gestionar las reclamaciones a las distintas mutuas que operan en nuestra geografía. Cuando la leí, me resultó muy interesante, y la verdad que todo llo que sea agilizar la burocracia es un avance importante en nuestro trabajo diario.

Curiosamente, a los pocos días he tenido la ocasión de poder interponer una reclamación por esta vía, y que mejor que utilizarla. Me considero un "adicto" a las plataformas telemáticas para relacionarme con la administración, me da una pereza terrible salir de la oficina y siempre que puedo hago la gestión por vía telemática. Pero aquí la cuestión ha cambiado de color. Comencemos desde el principio:

El acceso a la plataforma de reclamaciones se realiza validando una cuenta de correo electrónico. Es decir, con la cuenta de correo que nos registramos en la plataforma, el propio sistema nos envía una clave de verificación, con la que accedemos a la página donde tenemos que interponer la reclamación. Hasta aquí, vale; No necesitamos siquiera disponer de firma electrónica para interponer nuestra reclamación.

Ahora bien, cuando entramos en el campo de la reclamación, no se permite incluir ningún fichero adjunto y la primera reclamación que necesito cursar no puedo adjuntar la documentación objeto de la reclamación. Conclusión: La primera en la frente, puesto que aún reclamando sobre datos que dispone perfectamente tanto la mutua como la seguridad social, rechazan su procesamiento por la falta de la documentación oportuna.

Y al día siguiente, tengo que cursar otra reclamación en otro ámbito; Un amigo mío que se encuentra en incapacidad temporar con pago delegado, es decir la obligación de pagar parte de su salario es de la mutua han considerado erroneamente la base de cotización. En esta ocasión, el motivo de rechazar la reclamación han sido dos: Falta de documentación así como falta de definición de la responsabilidad jurídica de la mutua. Sin comentarios al respecto.

Por si fuera poco, la plataforma no permite ni realizar un seguimiento de las reclamaciones, ni imprimir copia de la propia reclamación ni disponer de un mero número de registro que identifique nuestra reclamación para posteriores usos o consultas de la misma. Tampoco se definen qué tipos de reclamaciones se deben / pueden cursar por esta vía ni el alcance de la información que proporcionamos.En definitiva, una plataforma con demasiadas carencias para los avances tecnológicos en los que nos encontramos. 

Vía | Tecnología Pyme

Más Información | Oficina Virtual de Reclamaciones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio