Publicidad

Héroes anónimos en las tiendas de barrio
Actualidad

Héroes anónimos en las tiendas de barrio

HOY SE HABLA DE

Me van a permitir que hable de un caso en concreto. El protagonista de esta historia es un autónomo que no nació en España. Abrió su tienda en un barrio del extrarradio en Alicante. Al principio tenía algún cliente que se acercaba tímidamente. Pero su competencia era un supermercado que estaba a unos metros de su tienda de alimentación.

Estos días, donde muchos arrasaron los establecimientos, y no sólo de papel higiénico, las grandes cadenas de supermercados retrasan los pedidos hasta dos semanas porque no tienen personal. Pero él, se pone sus guantes y mascarilla y lleva la compra a las personas mayores del barrio. Esta semana se ha convertido en su héroe.

La tienda del barrio más querida en estos momentos

Carmen ha entrado a la tienda en alguna ocasión. Cuando se ha olvidado de comprar suficiente agua o le falta fruta. Por ese motivo, cuando lo llamó por teléfono hace dos días, él le contestó inmediatamente.

Le pidió que no se moviera de casa, que él le llevaría a casa todo lo que ella le pidiera. Incluso trajo tomates y pimientos que ni había pedido y no se los cobró. Con amabilidad le entregó la compra y le sonrió con la mirada. Es amable por naturaleza y sabe que en estos momentos, nos necesitamos más que nunca.

Sin necesidad de hacer colas, sin que las personas mayores hayan de poner en riesgo su salud

Su nombre no va a salir en ningún medio ni nadie le dará un aplauso pero, son personas como él, las que gracias a su labor que muchos mayores no ven alterada su alimentación, ya que no todos tienen hijos o vecinos que estén dispuestos a hacerles la compra.

Estoy convencida de que nadie va a olvidar su entrega y su forma de tratar a su pequeña clientela cuando todo esto pase

En los momentos de crisis dicen que sale a flote lo mejor y lo peor del ser humano.

En su caso, la generosidad y la responsabilidad están ahí. Sabemos que necesita el dinero, pero a la vez, cuida el protocolo en el que insiste Sanidad, mientras otros aprovechan para pasear al perro o ir al supermercado hasta tres veces.

Desconozco si alguna vez ha estudiado marketing o sabe qué es un plan de negocio. Pero lo si de algo sabe es de sobrevivir aunque eso conlleve arriesgar su salud para que a los demás no les falte nada en su frigorífico.

Esta crisis está poniendo sobre la mesa las cartas de las diferentes realidades que existen en este país

No todos pueden permitirse realizar una compra por internet

Y no se trata sólo de personas mayores sino de hombres y mujeres que se han quedado sin ingresos de la noche a la mañana.

Realizar una compra en una tienda como la de nuestro protagonista es más económico que hacerla en una gran superficie donde los gastos de envío son elevados y no han desaparecido a pesar de vivir esta situación extraordinaria.

¿Dejará huella este pequeño comercio entre los vecinos?

Tal vez, cuando todo esto pase, olvidemos que tuvimos que estar en casa y que salir a la calle y la rutina eran un lujo que no estaba a nuestro alcance. Y la normalidad (no sabemos qué ocurrirá) hará que olvidemos el gesto de este hombre.

O tal vez, sólo tal vez comprendamos que por mucha prisa que llevemos, aún se puede dar vida a un barrio gracias a su pequeño comercio si no lo abandonamos.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios