Compartir
Publicidad

Si eres maestro de emprendedores, cuida la imagen que ofreces en tu publicidad

Si eres maestro de emprendedores, cuida la imagen que ofreces en tu publicidad
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para comenzar en cualquier profesión no está de más fijarnos en otros que ya han recorrido el camino que queremos iniciar. En estos tiempos de coach y de expertos en diversas materias, no todo son sombras, hay personas que llevan una década en el sector al que tú quieres pertenecer, y sus consejos son bien recibidos.

Pero si construir una imagen personal lleva su tiempo, que ésta se venga abajo por un mal anuncio cuesta sólo un minuto. El minuto que lleva leer los servicios de un experto en blogs y marketing para autónomos que por su redacción se convierte en burla y en rechazo por parte de quien lo lee. ¿Cómo arreglar ese desastre si se supone que eres una referencia?

¿Puedes acabar con tu imagen personal por un pésimo anuncio?

Este caso es verídico y cuando conoces a la persona que está detrás, todavía te llama más la atención. Si no paran de repetirnos que nos podemos ganar la vida a través de un blog o un negocio online, y empleas un método que sirve tanto para un vendedor de zapatos como para un fotógrafo, ¿por qué tu publicidad parece dirigida a un niño de seis años?

Errar es humano. Pero en ciertos campos no hay límite para el error. Un anuncio no sólo cuesta dinero, también es una ventana que abres al mundo por tu propia voluntad. Es por ello, que cuidar el mensaje debería ser lo prioritario.

Cuando leí los comentarios cargados de burlas hacia la figura, del experto en todo, porque no quedaba claro a quién se dirigía no me sorprendió. ¿Acaso un vendedor de zapatos de hombre se anunciaría en un medio dirigido a mujeres interesadas en el maquillaje? Obviamente, la red social que este experto en blogs y marketing escogió no era la adecuada.

Tampoco el contenido, una especie de cuento con un nombre que se prestaba al chiste fácil, y extenso como Lo que el viento se llevó, pero sin su calidad.

No prediques con tus errores, hazlo con tus virtudes

Los anuncios mal redactados causan rechazo en el cliente. En realidad, en cualquier persona que tenga un mínimo de cultura y haya leído algo en su vida. Lo curioso es que esta persona tiene muchos seguidores, no para de trabajar pero, por un descuido se ha convertido en el chiste del día.

¿Tan difícil es contratar a un redactor al que has enseñado cómo vender sus servicios?

El problema del mundo del coach y del emprendimiento, viene cuando a su mala prensa, se unen tropiezos de este tipo.

Es como cuando en el colegio o en el instituto, te decía el profesor: "No puedes vivir de las rentas". Este caso es un vivo ejemplo de alguien que cree que todo lo que hace está bien y será aplaudido.

Cuando el éxito no nos deja ver que todavía tenemos límites y mucho por aprender

Los mejores líderes, profesores o expertos en una materia son los que como ejemplo ponen sus propios errores. Los que son conscientes de que les queda mucho por aprender. Que no han rozado el cielo porque les llamen para impartir conferencias.

Si con un anuncio demuestras estar poco conectado con la realidad, puede que tus clientes fieles sigan ahí, pero nuevos no van a llegar porque el daño ya está hecho. Parece que en vez de vender una imagen de profesional que puede ayudarte a mejorar, estás vendiendo lo contrario.

La gente ya está cansada de negocios que son una estafa o una pérdida de tiempo. Si te avala un prestigio y un esfuerzo de años, es triste perderlo por un anuncio en el que no pareces uno de los mejores en tu sector, sino un aprendiz de vendedor de humo. Ni tiene gracia ni es justo.

Imagen|Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio