La deuda comercial ahoga a las pymes hasta los 2.400 millones

La deuda comercial ahoga a las pymes hasta los 2.400 millones
Sin comentarios

La morosidad sigue provocando un alto coste a las pequeñas y medianas empresas. En el segundo trimestre del año, el encarecimiento del crédito supuso que el coste financiero para las empresas de la deuda comercial en su conjunto -la que está pendiente de pago y la que se considera morosa- ascendiera a casi 2.400 millones de euros.

Supone el doble que, en el mismo periodo del año anterior y la cifra más elevada desde septiembre de 2009, según expone el último Observatorio de la Morosidad de Cepyme.

¿Qué es la deuda comercial y cómo afecta a las pymes?

La deuda comercial es un acuerdo o conjunto de acuerdos de financiamiento, en la forma de créditos y/o préstamos, otorgado por instituciones financieras (acreedor) a una organización mercantil (deudor).

Los préstamos son otorgados a cambio de la promesa de pago del capital más una tasa de interés. La tasa es estipulada por el acreedor, siguiendo las condiciones legales establecidas por la autoridad del monetaria de cada país.

Los préstamos a empresas han pasado de un tipo del 1,8% al 4,6%

El problema de las pymes con la deuda comercial se debe al incremento del coste de la morosidad, pero también a la subida de otros costes como los energéticos.

Sin olvidar el aumento de la inflación que ha mermado la rentabilidad y la capacidad de las empresas negociación para acceder a la financiación necesaria en un contexto de subida de tipos de interés y endurecimiento de los precios financieros.

El período de pago de los clientes es de 81 días, más de lo que permite la ley

El mayor problema que sufren las pequeñas y medianas empresas se debe a la demora en pagar por parte de los clientes. En el segundo trimestre sin embargo la tendencia fue de una reducción del Período Medio de Pago (PMP), que descendió hasta 81,3 días, 0,5 menos que un año antes.

Sin embargo, el índice de morosidad en las facturas de ventas a plazo (IMFVP) registró su quinto incremento interanual consecutivo, situándose en su nivel más alto desde diciembre de 2020.

El Período Medio de Pago de 81,3 días sigue situándose por encima de los 60 días establecidos por ley. En las grandes empresas, va en aumento y ya asciende a 87,4 días, mientras que en las pequeñas baja a 79,4 días.

Temas
Inicio