Publicidad

¿Convertir las cafeterías en centros de trabajo es una salida durante la pandemia?

¿Convertir las cafeterías en centros de trabajo es una salida durante la pandemia?
1 comentario

Reinventarse en el mundo de la hostelería ha sido crucial para que los negocios puedan seguir ofreciendo servicios. Las restricciones y los cambios continuos han empujado a que este sector trate de encontrar una salida.

En las cafeterías del centro de las ciudades no queda ni un sitio libre y hay clientes haciendo cola. Algunos son jóvenes con ordenador, cansados de teletrabajar en casa después de un 2020 de pandemia. ¿Pero compensa a las cafeterías que los teletrabajadores sea clientes fieles?

Un cliente que ocupa una mesa durante una hora y no consume no es rentable

El teletrabajador no es sólo un joven emprendedor, hay muchos perfiles. Pero si hay algo que tienen en común es que desean salir de esas cuatro paredes y con las medidas oportunas, cambiar el escenario donde trabajan a diario: su casa. Los dueños de las cafeterías y bares ya conocían a estos clientes.

El 'problema' es que la gran mayoría sólo buscan un espacio donde pasar unas horas y trabajar. Y cuando se trabaja no se consume, al menos no tanto como el cliente típico.

La cafetería-oficina, un problema para el sector más que un beneficio

El dilema del cliente con ordenador no es nuevo pero se ha agudizado con la pandemia de coronavirus. A los autónomos se han unido oficinistas forzados a teletrabajar.

Quienes en alguna ocasión hemos debido trabajar en una cafetería, nos asombra no ser bien recibidos en estos lugares, puesto que aunque poco, sí se consume. No se pueden pasar ocho horas sin beber o comer algo.

Creo que en las circunstancias actuales, es positivo que haya alguien ocupando una mesa y consumiendo (poco o mucho).

¿Y si las cafeterías y bares se adaptaran a este nuevo cliente?

Parece que ese no es el camino que algunos han tomado puesto que podemos observar carteles donde "se prohíbe el uso del portátil", si tenemos en cuenta que el teletrabajo está en auge, ¿volverán a tomarse algo en el futuro estos clientes que son rechazados?.

Sin embargo, no todos los propietarios piensan igual. Algunos optan por encontrar el equilibrio entre estos clientes y otros que vienen a pasar el rato con sus perros y sus niños. Es un cambio, otro cambio. Y es comprensible. Pero la vida es eso, un continúo ir y venir de costumbres.

Muchos periodistas, redactores..., buscan en una cafetería ese ruido ambiente que tanto ayuda a la concentración. Y además, invita a hacer pausas para tomar café, merienda o lo que se tercie. Son clientes.

Imagen|Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios