Publicidad

El aumento del aforo de terrazas al 50% alivia la situación de la hostelería

El aumento del aforo de terrazas al 50% alivia la situación de la hostelería
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Ayer lo anunció dentro de su comparecencia Pedro Sánchez. Se permitirá el aforo de las terrazas al 50% en la fase 1, lo que alivia la situación de la hostelería. Una demanda del sector que animará a muchos de los propietarios de bares y restaurantes a abrir y comenzar a ofrecer sus servicios a una población que en muchos casos está deseosa de recuperar al menos una parte de la normalidad.

Para poder abrir los negocios tendrán que estar en la fase 1, por lo que será necesario cumplir con los criterios establecidos por el Gobierno para pasar de la fase 0 en la que todos hemos entrado, exceptuando las islas de Formentera, La Gomera, El Hierro o La Graciosa que directamente han pasado a esta fase 1.

El paso se dará por provincias el día 11 de mayo. Y no necesariamente pasarán todas. Dependerá en gran medida de la tasa de contagio, por lo que algunos podrían ver como a pesar de tenerlo todo preparado, tendrán que espera 15 días más para ver si pueden pasar a la siguiente fase. Hay que tener en cuenta que lo que prima es el criterio sanitario.

En muchos ayuntamientos el paso adicional que se está dando es ampliar el tamaño de las terrazas, lo que también permite que la facturación pueda ser mejor y en parte sea un parche a la imposibilidad de poder abrir las salas interiores del restaurante o bar. Eso si habrá que organizarlo bien ya que una de las limitaciones es que no se podrán coger mesas de más de 10 comensales.

Para otros sigue siendo inviable abrir, a pesar de tener el cese de actividad mientras dure el estado de alarma o poder sacar a los empleados que se vaya necesitando según producción de los ERTEs. Sus clientes son turistas, ya sean de interior o extranjeros. En el primer caso mientras no se permita la movilidad entre provincias y en el segundo entre países seguirán con grandes problemas.

La realidad es que este sector ha sido el primero en cerrar y previsiblemente será el último en salir. Esto supone un duro golpe, además de ver como se ha perdido su temporada, algo parecido a lo que ha ocurrido con floristas e invernaderos. Esperemos que estas medidas ayuden al menos a aliviar la situación de muchas de estas empresas. Y también a que se reincorporen muchos de los empleados que ahora se encuentran en un ERTE.

Imagen | kaboompics

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios