Publicidad

Adecco Group calcula que en España podría haber nueve millones de desempleados por el impacto de la COVID-19

Adecco Group calcula que en España podría haber nueve millones de desempleados por el impacto de la COVID-19
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La última EPA que hemos conocido ha arrojado los peores resultados desde 2013. Y eso que solo tiene en cuenta los primeros quince días del estado de alarma y sin incluir a los trabajadores afectados por un ERTE. Sin embargo, no será hasta la semana que viene, cuando conozcamos los datos de afiliaciones a la Seguridad Social, cuando tengamos una foto más real de la situación laboral de los trabajadores españoles.

En este sentido, Adecco Group Institute, el centro de estudios del Grupo Adecco, estima que la tasa de desempleo actual en España se sitúa entre el 35 y el 40 por ciento como consecuencia del impacto que la COVID-19 ha tenido en la economía española, con unos nueve millones de parados si se cuentan los afectados por ERTE y los 1,2 millones de autónomos que han solicitado la prestación por cese de actividad.

Frente a esta realidad, la EPA habla de un 14,4 por ciento de tasa de desempleo, es decir, casi 25 puntos menos. Si las cifras de Adecco estuviesen más cercanas a la realidad, estaríamos hablando de la mayor crisis laboral de nuestra historia reciente.

Por poner este dato en perspectiva, hay que recordar que el pico en la tasa de desempleo en la anterior crisis, fue del 26,94 por ciento en el primer trimestre de 2013, según datos de la EPA del INE. Es decir, en torno a quince puntos porcentuales menor que la que ha estimado Adecco, unos 3 millones y medio de desempleados menos.

Las cifras reales hablan de una economía en clara recesión que todavía tiene que sufrir más destrucción de empleo. Las mayores caídas se centran en restauración, alojamiento y turismo, tres sectores claves que en los últimos años han sido precisamente los que han tirado del crecimiento de nuestra economía.

Y todo ello sin saber qué ocurrirá con los comercios cuando se inicie la desescalada. Nos enfrentamos a algo totalmente nuevo para lo cual no existen precedentes históricos. No sabemos cómo terminará el año, y cuándo se producirá la ansiada recuperación, pero todo hace indicar que no llegará este año, y está por ver si lo hará el año que viene.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios