El "elevator pitch" del día a día

Sigue a

Ve el video en el sitio original.

Ayer estaba viendo por televisión, la final de España contra Argentina de la Copa Davis cuando sacaron una panorámica del público al reanudar el cuarto set y salía un niño argentino llorando. Uno de los comentaristas hizo un comentario acerca de la escena, y decía algo así, como que el deporte es una actividad competitiva y, por tanto, a veces se gana y otras se pierde.

Continúo diciendo que realmente eso es la vida, competencia y que no estaba mal que los niños desde la infancia entendiesen, en este caso a través del deporte, la necesidad de ser competidores porque en eso consiste la vida, en destacarse de los demás y aprender a ser competitivos.

La reflexión no deja de tener sentido y aplicación práctica porque en la actualidad vivimos en un “elevator pitch” o “elevator speech” permanente. Vender los productos y servicios que produce nuestra empresa, conseguir financiación, reclutar a los empleados más adecuados, establecer la estrategia de nuestra organización, etc. En definitiva, convencer constantemente a los demás de que la opción que nosotros proponemos es la más adecuada y acertada.

En relación con esto, hace unos días leía (y lamentablemente no recuerdo donde), como los trabajadores han de lograr el “pitch” adecuado, es decir, una breve perspectiva acerca de sí mismo, sus ideas y proyectos para encontrar trabajo. Siendo importante, no tanto mostrar una compilación de la experiencia que se tiene, sino del impacto que se ha tenido.

Aparte, hacía hincapié que hoy por hoy el trabajo no se consigue en una entrevista sino
practicando constantemente el “pitch”. Así en cuanto se tiene oportunidad hay que mostralo tanto si es en reuniones familiares, en salas de espera, en una cafetería… es decir, no hay porque esperar a encontrarse en el ascensor.

En Pymes y Autónomos | Competitividad
Video | YouTube

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario