Compartir
Publicidad

Los problemas internos con el departamento de marketing

Los problemas internos con el departamento de marketing
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las políticas de marketing pueden entrar en conflicto con otras áreas de negocio pues sus objetivos difieren en muchos casos del de otros departamentos. Si bien es cierto que todos buscan el mejor funcionamiento de la organización, la visión de cómo lograrlo puede diferir notablemente.

Para empezar muchos se preguntarán "¿departamento de marketing?" y es normal que lo hagan. Generalmente las pymes no cuentan con una división específica pero todas las empresas realizan funciones relacionadas que en ocasiones recaen en el propio empresario.

Es recomendable que esta función sea vista con independencia y conocimiento de que cada sección tiene su propia naturaleza y se plantea con sus propios fines.

No se deben forzar una perspectiva general demasiado orientada de marketing o nos encontraremos con fuertes tensiones y problemas de eficiencia empresarial.

Cada departamento tiene sus funciones delimitadas o al menos así debería ser pero en muchos momentos las estrategias de marketing pueden tomar el control causando tensiones internas. De uno a otro podemos encontrar diferentes visiones sobre lo que necesita la empresa para funcionar bien y se establecen formas independientes de lograrlo.

"Cada loco con su tema"

Por ejemplo, mientras en el departamento de compras un especialista busca productos de calidad o con unas características que lo hagan útil a precios razonables, un experto en marketing se preocupa más por la calidad que percibe el consumidor y las formas de vender sus características mediante un análisis aplicado a su comercialización.

Por otro lado, el departamento de producción se centra en la especialización de sus procesos y en base a la creación de un número limitado de modelos para así facilitar la producción con resultados estándar mientras el marketing se centraría en aumentar el número de modelos y actualizarlos constantemente dándole mucha importancia al diseño estético. Además solicitarían una alta producción para poder comercializarlos sin problemas.

¿Y qué decir del departamento financiero? mientras que este analiza los precios como una forma de cubrir costes llegando a cifras positivas y establece presupuestos inflexibles con los que racionalizar el gasto, el marketing habla de flexibilidad y precios de mercado.

El difícil punto medio

Hay que saber encontrar el punto medio para que la función de marketing no sea desestabilizadora en la organización pues su papel es tan vital como el del resto para que la empresa sea competitiva. Aún así es prácticamente imposible evitar que en muchos momentos se produzcan conflictos por las diferentes formas de entender lo que es mejor para la empresa.

Tener una persona designada a esta labor puede ser una buena idea cuando la empresa adquiere cierta dimensión que lo permita pues ante todo necesitamos una dirección que sepa mediar objetivamente entre los diferentes objetivos internos.

Posiblemente todos tienen razón en sus áreas respectivas y una función tan relacionada con todas como la de marketing se debe posicionar como un departamento adjunto a gerencia que necesita de un responsable con perfil directivo.

En Pymes y Autónomos | Marketing y ventas: juntos pero no revueltos, Las 4A del marketing social, Dinámicas de conflicto planificado, Resolución de conflictos: generación de soluciones Imagen | Jayel Aheram

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos