Compartir
Publicidad

Más cambios en los contratos de formación

Más cambios en los contratos de formación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Se anuncian más cambios en la regulación de los contratos de formación. Al parecer el próximo viernes el Consejo de Ministros aprobrará una profunda renovación de las condiciones que rigen los contratos de formación como una parte más de la estrategia del Gobierno para luchar contra el desempleo de los jóvenes.

Parece que la reforma ampliaría la edad límite para acogerse a este modelo de contrato hasta los 30 años. La anterior reforma laboral ya habñia elevado la edad hasta la cuál las empresas pueden emplear a trabajadores bajo esta modalidad de contratación de los 21 a los 25 años.

Además los cambios incluirían la exención del pago de las cuotas de la Seguridad Social por este tipo de contratos, como medida para que las empresas ahorren costes en este tipo de contrataciones como atractivo para que opten por este sistema.

Se ampliaría además el tiempo que se destinaría a la formación dentro de la jornada del trabajador, pasando del 15% hasta el 25% ó el 30%. Con respecto a la duración de este tipo de contratos podría variar entre los 2 años actuales hasta los 3 años, siempre en función de las necesidades formativas que requiera el puesto ocupado por el trabajador.

Estamos ante un nuevo tiro al aire del Gobierno, que reforma sobre las medidas ya reformadas. Desde luego lo primero que se puede pensar es que esta modificación supone un aumento de la precariedad laboral, teniendo en cuenta que la ampliación de estas condiciones podría llevar a la rebaja del desempleo de los jóvenes pero no por la generación de nuevos puestos de trabajo si no por sustitución o a costa de otros trabajadores.

Se sigue partiendo de la base de que existe una oferta de empleo que está congelada por falta de "incentivos" para la contratación, pero la realidad es que no existe tal oferta y que la inmensa mayoría de las empresas están más por reducir plantillas que por aumentarlas. Estos o cualquier otro incentivo a la contratación puede ser beneficioso para aquellos pocos que sí tengan necesidad de contratar personal, pero de ninguna manera servirán como detonante para una evidente reducción del desempleo.

Vía | El Economista En Pymes y Autónomos | ¿De qué sirve subvencionar la contratación? Imagen | laembajada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos