Compartir
Publicidad

Yo pago las fiestas del pueblo ¿negocio o devoción?

Guardar
6 Comentarios
Publicidad


La noticia lleva varios días circulando por la red y resto de medios de comunicación. Un constructor de Taboadela, municipio ourensano con 80 habitantes se dispone a sufragar los festejos municipales por importe de 160.000 euros, aproximadamente.

Este embolado es impensable que se lleve a cabo sólo con las arcas públicas de este Concejo, por lo que parece ser que las actuaciones previstas para las fiestas de septiembre de Bustamante, Isabel Pantoja, Camela o Barón Rojo entre otros, los paga este señor.

Pero lo llamativo de la noticia, que hace pensar muy mucho es cómo se está vendiendo que es un acto de gratitud hacia sus convecinos, dado que todos los habitantes del pueblo (recuerdo que son 80) no pagarán la entrada a los conciertos pero por contra, los foráneos pagarán 10 euros. Y aquí huele a negocio a la legua. Me explico.

El proceso normal de este tipo de eventos es que este señor corra con el riesgo de la operación. Este riesgo implica pagar todos los gastos de los conciertos, artistas, montar las barras, seguridad… y toda la parafernalia necesaria para llevar a cabo eventos de estas características.

Y lo normal es que este señor también ingresara los 10 euros que tienen que pagar los foraneos que asistan a los conciertos e incluso gestione los hipotéticos ingresos de las barras. Si este punto es finalmente así, este hombre está realizando un negocio, en donde tampoco veo yo una devoción excesiva para el resto de la población. Ojo, que igual gana dinero o igual lo pierde, es un negocio.

Deja de ingresar el importe de las entradas del resto de la población del pueblo, 4.800 euros en el caso más extremo, pero también ha recibido la cesión de los terrenos por parte del Obispado de Ourense, detalle a no perder de vista y que puede ser equivalente al coste que subvenciona a priori.

En definitiva, la pyme, en general, puede tender a aprovechar cualquier negocio en donde se destaque el altruismo, la solidaridad o la magnanimidad con el resto de la población y basta sólo con que el resto de puntos del asunto no queden claros para que ganemos muchos enteros, o los perdamos si se levantan muchas dudas en nuestra imagen empresarial.

Vía | La voz de Galicia, La región
Vídeo | Youtube
En Pymes y Autónomos | Ideas para mejorar la imagen de autónomos y empresarios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio