Compartir
Publicidad

Ideas para mejorar la imagen de autónomos y empresarios

Ideas para mejorar la imagen de autónomos y empresarios
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Llevo un tiempo colaborando como editor en El Blog Salmón, (os lo recomiendo si no estáis ya en él por cierto) y en muchos posts de los que se hacen que tienen un poco de polémica, se nota un cierto rechazo y una mala imagen empresarial. Lógico, ahí no son todos empresarios o autónomos.

Sin ir más lejos, hay gente por ahí que quiere desprestigiar la figura del empresario, o incluso terroristas que justifican ante un juez que al empresario sólo se le podía tirar a matar no para herirlo. Por el resto, una parte de la sociedad no quiere o simplemente no puede eliminar la imagen de empresario explotador, negrero, defraudador, llorón…. y todos los adjetivos que se os pasen por la cabeza. Y esto tiene que cambiar.

Partamos de la base que ni todo es blanco ni todo es negro. Es decir, ni todos somos ángeles de la caridad ni demonios con el tridente, pero el primer paso que podemos hacer para mejorar nuestra imagen es atacar desde nuestras filas a pseudoempresarios que si se pasan de la raya.

Pseudoempresarios son aquellos que no cumplen con las reglas de juego, incumplen por norma la legislación vigente en materia de prevención de riesgos, normas de contratación laboral e incluso juegan con malas artes a la hora de realizar competencia desleal, dígase te doy de alta cuatro horas pero trabajas doce horas diarias.

Este tipo de figuras tienen que ser perseguidas desde dentro porque a los que más daño hacen es a nosotros mismos, a los que si jugamos con las reglas en la mano. ¿Cómo se puede solucionar? simple, a ninguno nos gusta que se nos acuse de chivatos, ni tampoco nos gusta buscarnos enemigos, pero las Cámaras de Comercio e incluso las asociaciones empresariales deberían tomar cartas en el asunto.

Las asociaciones empresariales, deberían atajar de raiz este tipo de prácticas, con la mera denuncia de una empresa que tenga constancia de un asunto turbio y de paso abrirse a las posibilidades de los trabajadores afectados. Ya que los sindicatos no hacen nada por nuestro capital humano, hagámoslo nosotros.

Muchas de estas cuestiones se podrían solucionar con una mera llamada de teléfono, explicando al listo de turno lo que le puede pasar si no actúa como debe. Si a mí me llama el departamento jurídico de la Cámara de Comercio y me dice que tengo 30 minutos para dar de alta al trabajador X o me manda a la inspección de trabajo creo que yo lo daría de alta.

Por otra parte, es muy importante comunicar nuestra situación, pero comunicar con claridad. El personal de la calle da por hecho que no pagamos un sólo euro de impuestos y que lloramos por llorar. Inundemos la prensa con cifras, con datos, con lo que realmente pagamos y porqué lo pagamos. Los impuestos no se acaban en el IRPF, IVA y Sociedades, pero el público en general cree que si.

Quizá puedan parecer técnicas mafiosas y de manipulación, pero ¿quién es peor? ¿El que incumple o el que amenaza con que se cumpla?

En El Blog Salmón | ¿Quién quiere ser empresario
Imagen | Daquella Manera
En Pymes y Autónomos | Las asociaciones empresariales y su utilidad práctica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio