Compartir
Publicidad

Venta online en Europa: Suiza

Venta online en Europa: Suiza
0 Comentarios
Publicidad

Muchos propietarios de tiendas online creen que, al vender bienes en un país de la UE, pueden limitarse a aplicar la legislación de su propio país, aunque saben que, en principio, es de aplicación la ley del país proveedor.

En Europa se han simplificado las normas para el comercio online en la UE, sin embargo, siguen existiendo disposiciones nacionales especiales que han de cumplirse.

La situación legal es completamente diferente en Suiza, que no es un estado miembro de la UE y que tiene su propia legislación.

Suiza no forma parte de la UE y tiene su propia legislación contractual, que fundamentalmente favorece a los comercios. Existen características específicas en lo referente a la información obligatoria, el derecho de cancelación, la ley de precios, la ley de responsabilidad del producto y la legislación de importaciones.

Suiza no aplica requisitos de información precontractual, sin embargo, en muchos aspectos, Suiza se ha adaptado a los estándares comunitarios, lo que implica que parece aconsejable aplicar los requisitos de información habituales de la UE al suministrar bienes a Suiza. No existe derecho de cancelación como en la Unión Europea.

La ley de etiquetas de precios en Suiza es muy estricta y complicada. En principio, ha de mostrarse el precio final, con impuestos y aranceles incluidos. Sin embargo, ante la complejidad de la ley suiza de aduanas, esto resulta prácticamente imposible sin la ayuda de un profesional.

En Suiza, la publicidad de precios está sujeta a normas estrictas y, en particular, los descuentos. Las tiendas online han de mostrar un precio comparativo, el que hayan aplicado anteriormente, o hacer referencia al precio comparativo aplicado por los competidores.

En lo relativo a la responsabilidad de producto, en principio, los minoristas online pueden importar bienes de la UE a Suiza, algo que cumple con las directrices comunitarias. Sin embargo, existen numerosas excepciones, específicamente los alimentos, metales preciosos y productos de origen animal, están prohibidos.

Por lo que si se plantea comerciar con este tipo de productos, es conveniente contactar con un profesional que pueda asesorarnos convenientemente.

Image | ESchwartz En Pymes y Autónomos | Formarse para ser una pyme exportadora

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio