Compartir
Publicidad

Trabajar por objetivos y tener libertad horaria no impide el registro de la jornada

Trabajar por objetivos y tener libertad horaria no impide el registro de la jornada
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece mentira que a estas alturas del partido algunos piensen que para llevar un registro horario hay que pasar por la puerta de la oficina para fichar. Me sorprende ver afirmaciones en algunos medios y representantes de autónomos como parece que si se trabaja a distancia, si hay libertad horaria no se puede realizar un registro de jornada.

La evolución de la tecnología también ha llegado a estas cuestiones. No solo se puede medir el tiempo que se pasa delante del ordenador si se trabaja desde casa, sino la productividad de este empleado cuando lo hace. Desde hace mucho tiempo existen soluciones para medir todas estas cuestiones, más allá de si las empresas la utilizan o no.

Es cierto que es necesario articular un reglamento que regule este registro horario, que ocurre en las empresas más pequeñas que no tienen representación sindical o cómo hay que presentar dichas horas y ponerlas a disposición de la Inspección. También un régimen sancionador para quien lo incumpla. Pero negarse a implantarlo por motivos técnicos no parece lógico, más cuando desde el Tribunal de la Unión Europea todo parece indicar que se va a fallar a favor del registro obligatorio.

El problema es de digitalización en muchos casos. En las empresas se ha adoptado la tecnología pero se sigue trabajando en muchos casos como hace años. Puede que el comercial de nuestra organización tenga un smartphone, pero si apenas lo usa para llamar y enviar mensajes por WhatsApp poco rendimiento le estamos sacando, cuando hoy en día hay soluciones para incluir desde un CRM con el que poder sacar un presupuesto para un cliente, facturación o también realizar un registro horario sin tener que pasar por la oficina.

Soluciones técnicas existen más que suficientes. Ahora lo que nos queda es que estas sean asequibles para las empresa. Si llevar un control horario para una micropyme de forma digital supone un coste de unos 300 o 400 euros al año muchas de ellas se van a negar. Pero si lo miramos como una inversión, el tiempo que nos puede ahorrar estas aplicaciones de registro horario, que nos ayudan a registrar también vacaciones, peticiones de permisos o el tiempo empleado en los proyectos, la cosa cambia.

No debería ser un problema, pero lo es. Sobre todo porque hay muchas empresas que incumplen sistemáticamente los horarios. Muchas de las de tu hora de entrada es esta y la de salida cuando se acabe el trabajo. Y estas son las que están más descontentas con este tipo de medidas que les imponen para evitar precisamente sus abusos.

Imagen | nile

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio