Tengo empleados fijos discontinuos y finaliza la temporada, así debe actuar la empresa

Tengo empleados fijos discontinuos y finaliza la temporada, así debe actuar la empresa
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El contrato fijo discontinuo lleva presente desde hace ya muchos años. Pero lo cierto es que excepto en Baleares, donde se utilizaba de forma significativa, en el resto del territorio se optaba de forma masiva por un contrato temporal. Pero eso con la reforma laboral ha cambiado y muchas empresas apostaron por el fijo discontinuo para contratar a empleados para su temporada de verano que en muchos casos llega a su fin. Y hay que poner en pausa el contrato, que no finalizarlo.

Porque no se finaliza el contrato que seguirá vigente. El empleado sigue formalmente contratado por la empresa, aunque dicho contrato queda en suspenso. El procedimiento tiene una serie de comunicaciones formales con el empleado.

Comunicación de pase a inactividad y finiquito

Sería necesario comunicar por escrito el pase a periodo de inactividad a partir de una fecha concreta del trabajador. Esta fecha puede ser diferente según el trabajador, en función de la producción que tenga cada empresa.

Igualmente también es necesario realizar el finiquito saldando todas las cantidades pendientes. Pero no se incluyen aquí ninguna indemnización por despido, ya que el contrato sigue vigente. Por ejemplo, se suelen incluir en este finiquito las vacaciones pendientes, ya que la mayoría de los empleados prefiere no disfrutarlas al saber que van a pasar una temporada sin trabajar.

Comunicación del paso a inactividad del contrato en el sistema RED

Hay que tener en cuenta que un contrato fijo discontinuo no cotiza a la Seguridad Social. Pero la empresa debe notificar correctamente este paso a la situación de inactividad. Esta comunicación se debe hacer a través del sistema RED.

Por parte del empleado podrá solicitar paro durante el periodo de inactividad si ha cotizado el tiempo necesario. El trabajador fijo discontinuo tiene algunas ventajas a la hora de ejercer su derecho de opción, mejorando las condiciones del resto de contratos.

El llamamiento en la siguiente temporada

Por último, es importante establecer el orden de llamamiento para la siguiente temporada, que por lo general está regulado en el convenio de cada sector. En algunos puestos es muy fácil, porque depende del calendario escolar, por ejemplo, en otros, depende de la carga de trabajo, como puede ser la apertura de un hotel que varía de un año para otro.

Si el empleado tiene constancia de que no se le ha llamado en el orden que tocaba puede presentar papeleta de conciliación y reclamar un despido improcedente, por lo que lo ideal es respetar siempre el orden establecido.

Temas
Inicio