Compartir
Publicidad

Socios para mi negocio

Socios para mi negocio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los negocios como en la vida personal, la realidad se ajusta a este proverbio africano

Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado
.

Un negocio se puede emprender solo pero antes o después necesitaremos de otras personas y elegir bien con quien se va a hacer el camino es un decisión determinante.

En toda asociación es importante conocer a quién tenemos a nuestro lado y, con más razón, si nuestro futuro depende de ello. Con un socio compartiremos tanto información profesional como personal, por ello, es importante tener muy claro qué tipo de socio necesitamos.

Criterios para elegir a nuestros socios

  • Complementariedad

Inequívocamente el principio que se ha de seguir es el de la complementariedad. Los perfiles que incorporemos a nuestra sociedad han de ser complementarios al nuestro y a los ya existentes. Debemos ser conscientes de aquellas cualidades que no tenemos y que necesitamos para sacar adelante nuestro proyecto. Si me cuesta enfrentarme a determinadas situaciones, debo tener a mi lado a alguien que las resuelva a la perfección.

  • Compromiso con el negocio

El compromiso de un socio debe ser el mismo que el nuestro, sólo así funcionará esa unión. Estar comprometido significa que los objetivos que se persiguen son compartidos por todas las partes implicadas y es lo que permitirá alcanzar el éxito.

  • Objetivos personales

Compartir objetivos no significa privar a cada persona de sus objetivos personales, lo importante es conocerlos para hacerlos compatibles con los de la organización.

  • Respuesta ante distintos escenarios

Elegir un socio es elegir a aquella persona que tomará las decisiones importantes cuando tu lo necesites. Por ese motivo debes conocer antes cómo afronta determinadas situaciones y si esas elecciones serán beneficiosas para el negocio.

  • ¿Por qué quiere asociarse?

Si bien está en la última posición, quizás debería ser la primera cuestión que nos deberíamos plantear. Saber por qué quiere asociarse contigo o por qué ha elegido tu negocio es lo que te va a permitir conocer sus inquietudes y, por tnato, facilitará el trabajo en equipo.

En definitiva, elegir un socio no es una tarea sencilla y, desde luego, no es una decisión inmediata que se haya de tomar sin meditarla previamente. Se puede hacer, pero puede acabar siendo un lastre en lugar de un catalizador para nuestro negocio.

Imagen | Javier Armas En Pymes y Autónomos | Tus contactos equivalen a lo que vales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio