Compartir
Publicidad

Por qué dejar un gigante empresarial por unirse a una startup

Por qué dejar un gigante empresarial por unirse a una startup
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay decisiones en la vida de todo profesional que no resultan sencillas. Una de ellas es la que sirve para optar entre dos grandes oportunidades laborales: liderar una pequeña startup o formar parte de un gigante empresarial. Elegir la segunda opción es, a priori, el comportamiento más lógico. Pero no siempre sucede así.

Las diferencias entre una startup y una gran empresa ya fueron tratadas en estas mismas líneas. Se hacía en base a la experiencia de un ingeniero que había pasado por tres de las más grandes compañías tecnológicas del mundo y ahora se disponía a crecer dentro de una pequeña compañía de alto crecimiento. Señaló la mayor agilidad y flexibilidad (aunque menos recursos) y la existencia de más retos profesionales como algunas de las ventajas de las firmas de alto crecimiento.

Renunciar a Apple... por tu startup

Pero, ¿renunciar a un gigante como Apple por crear tu propia startup? Joseph Pigato, emprendedor norteamericano, lo hizo. Recibió una jugosa oferta de Apple para unirse a la compañía. Sin embargo, después de meditarlo, decidió renunciar a su empleo, tras siete entrevistas y un largo proceso de selección, por mantener su plan de crear su compañía.

En un artículo en la revista Fast Company, reconoce que no fue una decisión fácil. Pero tras tomarla, señala algunas de las claves que fueron fundamentales:

  • Encontrar sentido a la carrera profesional. "¿A dónde quiere llevar su carrera?" o "¿Está en el camino correcto?" fueron dos de las preguntas que se hizo para tratar de buscar esa respuesta.

  • Localizar el factor X es importante. Ese factor es la "reacción visceral ante cualquier oportunidad profesional". Es el instinto que te hace decantarte por una u otra opción. En su caso fue la oportunidad de trabajar para un buen amigo y en un negocio interesante.

  • Aceptar que se gana y se pierde. Cuando se opta por una alternativa, se está dejando de lado una gran oportunidad. En su caso era el puesto en Apple. En este sentido, el emprendedor hace hincapié en una idea: "En el rol en el que te encuentres, entrega todo lo que tienes".

Otros casos

El de este emprendedor norteamericano no es el único caso. Business Insider cuenta el caso de otros directivos que decidieron optar por una pequeña empresa tras años de experiencia en una gran compañía. Uno de ellos es el del presidente de Citrix, una compañía valorada en 10.000 millones de dólares, que ha decidido unirse como CEO a una startup.

Y en su justificación señala la importancia del crecimiento de una startup. "La ejecución de compañías durante las fases de 'hipercrecimiento', donde tú puedes ver el impacto que tiene en los clientes y la forma en que cambian sus negocios, es el mejor trabajo del mundo", afirmaba.

La otra experiencia fue protagonizada por el cuarto ingeniero más destacado con el que contaba Amazon en su servicio en la nube (Amazon Web Services). Es Rahul Singh que dejó la compañía en 2012 tras nueve años de actividad. "Siempre quiso ser un emprendedor; el siempre tuvo un objetivo claro de iniciar una compañía de software". Junto a su experiencia en la firma de Bezos y sus habilidades técnicas lanzó su propia empresa.

A veces, no siempre el tamaño es el mejor indicador para un reto profesional.

En Pymes y Autónomos | Startup y gran empresa: Cómo es el trabajo en cada 'territorio'
Imagen | Thomas Guignard

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio