Publicidad

No es oro todo lo que reluce

No es oro todo lo que reluce
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El emprendimiento es objeto de mucha literatura y, como en política, todo el mundo opina y tiene algo que aportar, desde su modesta opinión.

Aunque todas las voces son autorizadas, lo cierto y verdad, es que quienes más opinan sobre el emprendimiento y, hacen proseletismo, del mismo jamás han emprendido y seguramente no lo harán.

Hacen bueno el dicho de "haz lo que yo diga, no lo que yo haga". Por eso, es bueno reflexionar sobre todo lo que se oye y que calado puede tener.

Puntos de reflexión sobre el emprendimiento

  • Fracasar

Decía Edison que a nadie se le recuerda por sus fracasos sino por sus éxitos. Sin embargo, trivializar el fracaso es muy perjudicial. Evidentemente, no se puede ganar siempre y la equivocación siempre está presente. Lo relevante no es fracasar sino aceptarlo como una oportunidad de aprendizaje y de cambiar la forma de hacer las cosas, porque si sigue haciendo todo del mismo modo no se consigue nada, salvo recaer en nuestros errores.

  • El valor de las buenas ideas

Los americanos y los holandeses son auténticos maestros no tanto en tener grandes ideas sino de como hacerlas comercialmente atractivas y, por tanto, rentables. Si tienes una buena idea pero desconoces el modo de cómo explotarla comercialmente, no tienes nada.

  • Jóvenes al poder

Cada uno tiene su punto de vista, sobre la edad y el emprendimiento En España la edad medio del emprendedor es de 36 años pero eso no significa que los jóvenes o muy jóvenes apoyados por su talento y entusiasmo puedan sacar proyectos adelante. Si bien , es cierto, que un equipo demasiado joven sin experiencia laboral puede pecar de poca profesionalidad, por lo que en la medida de lo posible, mejor si el equipo está equilibrado.

Es manifiesto que en un mundo perfecto quien emprende es porque ha detectado una oportunidad y quiere explotarla para aprovechar su ventaja competitiva. Sin embargo, la realidad nos manifiesta que muchos son los que se lanzan al abismo, sin ideas, sin entusiasmo y con la larga del fracaso cirniéndoles porque la necesidad les obliga a ello.

Imagen | Michelle En Pymes y Autónomos | Los tópicos de los emprendedores

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir