Compartir
Publicidad
Publicidad

Internacionalización con calidad

Internacionalización con calidad
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los productos europeos tienen siempre el marchamo de distinguirse del resto por la alta calidad de sus productos, entre otras cosas porque el consumidor europeo es infinitamente más exigente que el de los países anglosajones (americanos, kiwis o aussies) o de los países emergentes.

Los productos españoles no son una excepción, entre otras cosas porque lo que exportamos, se puede calificar como artículos de lujo, como puede ser el calzado, marroquinería, joyería, moda, o productos típicos de la tierra como los vinos (Toro, Albariño, Rioja, Rueda, Ribera del Duero), jamón ibérico, la chacinería o nuestras frutas, sin olvidar la maquinaria y automóviles.

Hay otros productos, que llaman aún más la atención como son los sanitarios, marcas como Roca o Porcelanosa se pueden encontrar en los locales y centros comerciales más exclusivos de ciudades tan remotas como Shanghai, Hong Kong o Sydney. Y esto tiene un gran mérito porque hacerse un hueco teniendo ante competidores directos como Italia, que por diseño son de los más vanguardistas, en calidad un poco mediocres pero que en publicidad son unos auténticos maestros.

Otro caso meritorio es el de la cerveza, siempre asociamos a San Miguel como la más exportada, si bien, en la cuenca del Pacífico se vende la producida en Filipinas y que a pesar de utilizar el mismo nombre son empresas independientes. Pero hay otra empresa de mucho menor tamaño y renombre, Moritz, que está aprovechando la notoriedad de España y se está haciendo un hueco en el mercado internacional. Por ejemplo, en Nueva Zelanda y Australia, donde todo lo español tiene una excelente aceptación porque está de moda, se está haciendo un hueco entre las cervezas premium, compitiendo directamente con Estella Artois y otras cervezas de importación comparables.

Del mismo modo que estas empresas están llevando a cabo políticas de internacionalización, el resto también han de poder hacerlo, para ello, es fundamental poner especial énfasis en la calidad y el diseño del producto, para que las expectativas del consumidor no se vean frustradas. Si a esto añadimos mayor innovación, el cóctel es perfecto. La ventaja que tenemos en el exterior, fuera de la Unión Europea, es que el consumidor no es tan exigente, y hay que hacer especial hincapié en este aspecto, por lo que si en Europa lo estamos consiguiendo, en el resto de países se conseguirá con mayor motivo.

Esta apuesta por la calidad, no sólo hay que entenderla como algo exclusivo para aquellos productos que se exporten. Los servicios que se ofrecen en España a los extranjeros deben de distinguirse por la calidad y la innovación. El perfecto paradigma en el sector servicios, es El Bulli, pero no se quedan atrás, Arzak o Arola, por poner algunos ejemplos.

En Pymes y Autonomos | Marca España (I), Marca España (II), Branding Made in Spain

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio