Compartir
Publicidad

Experiencia o formación, ¿qué se valora más en un candidato para cubrir una vacante?

Experiencia o formación, ¿qué se valora más en un candidato para cubrir una vacante?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Elaborar un curriculum tiene su miga. Para el candidato es la forma de mostrar su mejor cara a la empresa. Para éstas, es una forma de hacerse una idea de las habilidades que posee esta persona y si encajará o no en su organización. Normalmente lo que se evalúa son experiencia y formación. Pero ¿qué se valora más en un candidato para cubrir una vacante?

Lo cierto es que tres de cada cuatro reclutadores, de las personas que tienen que decidir valoran más la experiencia que la formación. Pero hay muchos más factores que influyen. Dentro de la experiencia tenemos que ver por qué hemos acabado en cada uno de nuestros trabajos o cómo se ha desarrollado nuestra carrera profesional.

También más que la disyuntiva de formación o experiencia hay que ver el manejo de habilidades que le ayudarán a desarrollar su trabajo. Y estas se han podido adquirir en base a la formación o a la experiencia laboral y las responsabilidades en otros puestos de trabajo. Pero la clave está en saber desarrollarlas para beneficio de la nueva empresa.

Otra cuestión muy importante es saber distinguir entre aptitud y actitud. Un candidato que cumple todos los requisitos planteados en la oferta de trabajo será apto para desempeñar estas tareas. Pero la actitud tiene más que ver con las ganas de afrontar el reto en la nueva empresa, la capacidad para sumar al equipo de trabajo que ya tenemos formado.

Porque no se trata solo de cubrir una vacante, sino de hacerlo con alguien que encaje bien en nuestro equipo, que complemente con sus habilidades las que ya tienen otros componentes del mismo. Aquí la capacidad de comunicación y de trabajo en equipo son claves para su adaptación.

Por último otros elementos importantes a tener en cuenta son flexiblidad, creatividad, capacidad de trabajo bajo presión o su compromiso y seriedad. Todo esto no se evalúa en un curriculum, sino que tenemos que tratar de averiguarlo durante la entrevista. El curriculum no deja de ser una foto de la vida profesional, pero a la que como en Instagram se le han puesto varios filtros para tapar nuestras vergüenzas y salir lo más guapos posibles.

El trabajo del reclutador es eliminar dichos filtros y llevarse de la entrevista una foto lo más real posible del candidato y su encaje en nuestra organización.Para ello en muchos casos es importante hacer test para evaluar las habilidades y no fiarse tanto de lo que dicen como de lo que son capaces de hacer.

En Pymes y Autónomos | Qué ofrecen las apps móviles de empleo a candidatos y empresas, comparamos estas cinco

Imagen | Aymanjed

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio