Compartir
Publicidad
Publicidad

En busca de la "gota malaya"

En busca de la "gota malaya"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A nadie se le escapa que son las grandes empresas quienes hoy por asumen el desarrollo de la innovación en España, evidentemente, esto es una generalidad porque hay pymes que también están haciendo un esfuerzo notable en este apartado llegando a dedicar a I+D hasta el cincuenta por ciento de su facturación, como es el caso de las empresas FLOSS.

Lo lamentable es que ésta es la anécdota y la realidad es que la inmensa mayoría de las pymes españolas, no es que no inviertan eses cincuenta por ciento, es que no invierten nada. Para intentar cambiar esta dinámica es la razón por la cual el Gobierno con mayor o menor éxito está intentando llevar a efecto la Ley de la Ciencia o la Ley de la Economía Sostenible.

Las razones por las cuales las instituciones han de hacer un notable esfuerzo para cambiar la tendencia son:

  • Superar la deficiente formación en gestión de los directivos de las pymes, lo que inevitablemente conlleva una falta de sensibilización por preocuparse de aplicar una política de innovación dentro de las organizaciones.
  • A la falta de formación se añade la errática divulgación entre las pymes de la necesidad de crear, desarrollar o aplicar los que otros ya están haciendo, que es lo que se conoce como gota malaya, es decir, divulgar los resultados y beneficios de la innovación produce.
  • Las barreras institucionales impiden tanto el emprendimiento como el desarrollo de la innovación. En este sentido, la administración electrónica debería de convertirse en el paradigma para el desarrollo del nuevo modelo económico e inevitablemente, asumiendo el rol de ser uno de los motores de la innovación.
    • La financiación para las empresas innovadoras en España es muy compleja ya que la información económico-financiera que las empresas elaboran y que sirve de base a las entidades crediticias para evaluar las garantías de un préstamo no refleja el valor de los intangibles, evidentemente, el valor de las compañías innovadoras reside precisamente en sus intangibles
  • El desconocimiento de los incentivos fiscales a la innovación por parte de las pymes españolas lo que provoca una escasa utilización de éstos.

Lo importante no es gastar millones de euros en campañas de concienciación, sino proporcionar información útil a los empresarios, de modo que puedan percibir el valor de algo intangible como es la innovación. Lo que es evidente, que la estrategia de comunicación aplicada hasta el momento es insuficiente, por lo que o se cambia o nunca se producirá la “gota malaya” entre las pymes.

En Pymes y Autónomos | ¿Somos capaces de innovar?, Migrando del "brick" al "bit" Imagen | Juan Carlos Martins

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio