Compartir
Publicidad

El plan de negocio de la innovación

El plan de negocio de la innovación
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días Mister Empresa publicó "El plan de negocio: es más difícil vender sobre plano que con el piso en construcción" y del cual comparto muchas cosas y sobre todo el corolario "se invierte en negocios, no en proyectos". El hecho es que esa entrada me sirve de punto de partida para la mía.

Hace unos días tuve oportunidad de conocer a Rafael Camacho, Director General de la Fundación Genoma España en transcurso de unas jornadas sobre la valorización de la innovación tecnológica. En ella exponía los medios de financiación que disponen los innovadores, con independencia de su naturaleza, para poder llevar a cabo sus proyectos.

De todas las herramientas que disponen la más solicitada es Innocash que consiste en un Programa de Transferencia Inversa de Tecnología, es decir, es una iniciativa para promover la comercialización de propiedad industrial y conocimiento, y atracción de potenciales inversores de carácter industrial y financiero, favoreciendo así la cooperación público‐privada en proyectos tecnológicos con expectativas reales de negocio.

Como indicaba Mister Empresa con referencia al plan de negocio y a las dificultades para encontrar y convencer a los inversores que faciliten la financiación necesaria, eso se puede multiplicar por mil, en el caso de la innovación. La razón bien sencilla, que no existen herramientas para hacer un análisis de rentabilidad de los intangibles.

¿Cómo se analiza la rentabilidad de algo cuyo el único activo que se tiene es lo que no existe o algo tan inmaterial como el conocimiento de uno mismo?. La cosa se complica porque junto a esta situación hay que unir la carencia de un métodos armonizados para que las entidades financieras puedan aplicarlas, por lo que a la falta de herramientas se añade que la falta de personal adecuado para poder llevar a cabo esa evaluación por lo que el único recurso que queda es la financiación pública.

Este fue precisamente el tema que traté con Rafael Camacho ya que deseaba conocer si desde Genoma España estaban desarrollando herramientas y modelos armonizados que luego puedan implementar las entidades financieras en sus organizaciones. Lamentablemente a día de hoy no es así, si bien es cierto, que tampoco cambia mucho el escenario porque la financiación privada no llega al empresario, con independencia de su tamaño y de la actividad a financiar pertenezcan estas a sectores tradicionales o innovadores.

De todos modos, entidades como Genoma están intentando que esta situación cambie y así lo demuestra el hecho de que las ayudas Innocash 2010 se hayan agotado en el mes de octubre, lo cual no deja de evidenciar las notables dificultades de aquellos emprendedores - innovadores en los tiempos que corren. Quienes quieran seguir intentándolo, no deberían dejar pasar la oportunidad de contactar con Genoma España.

Imagen | ieshraq En Pymes y Autónomos | Vocación de empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio