Publicidad

Detrás de una desgracia, casi siempre hay una oportunidad

Detrás de una desgracia, casi siempre hay una oportunidad
Sin comentarios

Publicidad

Hoy he escuchado una noticia de estas que te levantan el espíritu emprendedor, la de un nutrido grupo de 826 profesionales que fueron despedidos de la televisión pública madrileña, Telemadrid, y que se han embarcado en un proyecto común de creación y gestión de una televisión en internet, que seguro que servirá como revulsivo para muchos profesionales que se encuentran en una situación análoga.

Esta noticia es un ejemplo más de que ante una desgracia como puede ser la pérdida de nuestro puesto de trabajo, existen muchas otras alternativas, entre las que se encuentra la posibilidad de realizar nuestro proyecto a través de la senda del autoempleo, o de manera conjunta con otros colegas, como es el caso.

Sin lugar a dudas, este tipo de proyectos presentan enormes garantías de éxito, ya que estos profesionales cuentan con el expertise necesario para desarrollar los retos con solvencia, y además, conocen los pros y los contras de las distintas estrategias implementadas en las organizaciones con las que han tenido la oportunidad de colaborar anteriormente.

Tal vez, el mayor problema que le veo a este tipo de decisiones son las relacionadas con las cuestiones legales y financieras que el trabajo en sí, porque si nuestra estrategia está clara, solo se pueden presentar este tipo de obstáculos, que por supuesto tampoco son insalvables, porque la información, el asesoramiento, y las posibilidades de implementación cada vez son mayores e franqueables.

En Pymes y Autónomos | Un error al fijar el precio de un producto no siempre obliga a vender a ese precio
Imagen | jlmaral

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir