Compartir
Publicidad

Despedir con tacto

Despedir con tacto
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No nos engañemos, despedir no es una tarea fácil. Privar en estos tiempos a una persona de un sueldo no es una decisión ni fácil de tomar ni de ejecutar, al menos si hablamos de personas con un sentido de la ética y la justicia intactos.

Problemas económicos los tienen muchas empresas a las que les resulta imposible mantener en el puesto a un trabajador, pero ¿qué ocurre cuando te despiden bajo una acusación falsa? Es decir, un día llegas a trabajar y recibes un adiós junto a una acusación de robo un tanto sutil.

A partir del 1 de enero de 2012 el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Empleados de Hogar se integró en el Régimen General como un Sistema Especial. Es decir, ir a limpiar a una casa iba de la mano de cotizar y estar dado de alta en la Seguridad Social.

Hasta aquí, todo bien. Estas trabajadoras debían tener regulada su situación laboral. Pero en su caso, cuando llega el momento del despido y el 'motivo' es el de la acusación de robo,tras llevar más de una década trabajando para una familia, ¿cómo deberían proceder?

Supongamos que una mujer acude a limpiar, cocinar incluso a escuchar las historias de otra durante más de doce años. Además de sus obligaciones, ésta le apoya en momentos en los que su salud no le acompaña, le anima cuando la ve decaída, y todo esto sin cotizar hasta que hace un par de años la jefa decide que ya es hora de regularizar su situación.

Pasado un tiempo, un día la mujer acude a su trabajo, y no la dejan pasar de la puerta. ¿El motivo? No hace falta que regrese. Desde hace un tiempo, notan que en la casa faltan objetos, y es preferible que se marche.

La acusada y trabajadora hasta hace unos minutos, estupefacta observa el dinero que le van a entregar por su día de 'trabajo' y en estado de shock decide que no lo quiere, no se lo ha ganado, y sobre la acusación ni habla, se ha quedado sin palabras.

El robo por parte de un empleado es un motivo de despido claro pero la sospecha no. Y en este caso ésta fue la única base para despedir a esta trabajadora.

Desempeñar tu trabajo en una empresa no es similar a acudir a casa de una persona durante muchos años. Se establecen relaciones distintas que sobrepasan lo laboral. Por lo tanto, que la causa de un despido sea una mera sospecha y que la relación se acabe de una manera brusca resulta más doloroso en todos los términos para la trabajadora.

En algunos casos la empleada ha llevado a juicio a la jefa y con ello se ha logrado hacer justicia con un sector tan maltratado durante décadas en este país.

En Pymes y Autónomos|¿Es posible despedir a un trabajador mientras está de baja?,¿Es fácil saber a quién despedir?

Imagen|Rigel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio