Publicidad

Cuando descubres que deseas seguir teletrabajando y cómo decírselo a tu jefe

Cuando descubres que deseas seguir teletrabajando y cómo decírselo a tu jefe
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los que llevamos años realizando esta labor desde casa, entendemos que pasadas las primeras semanas y meses, haya muchas personas que por fin se han acostumbrado a la rutina de trabajar desde su hogar. Todo depende obviamente del puesto que desempeñe, de si la organización ha sido fácil y por supuesto si hay voluntad de colaboración por parte de la familia.

Pero hay que salvar otro escollo. Se trata de esos jefes que todavía miran con recelo las sillas vacías de su plantilla y desean verlos. Como si eso significara una mejora en la cuenta de resultados.

El 77% de los españoles consultados considera que el modelo ideal es aquel que combina el teletrabajo con el trabajo en la oficina y piden flexibilizar este mecanismo, según el último informe de Adecco.

A diferencia del pensamiento tan arraigado en muchas empresas de que el presencialismo es sinónimo de productividad, la nueva realidad es que para poder determinar este aspecto es necesario realizar un seguimiento de los resultados y no de las horas trabajadas.

Por ello, un alto porcentaje de trabajadores opina que es el momento de reconsiderar la duración de la semana laboral y conseguir contratos basados en el cumplimiento de las necesidades empresariales y no las horas trabajadas.

Convencer a nuestro jefe de que trabajar a distancia es lo mejor para ambos, es cuestión de argumentos de peso.¿Cómo y en qué te ayudará el trabajo a distancia para mejorar el rendimiento del negocio?

Con frecuencia, se es más productivo y eficaz cuando se trabaja a distancia porque uno se puede concentrar mejor. Los desplazamientos, la 'angustia' generada por tener que ir en transporte público y la falta de distancia social, conlleva agobio en el trabajador, y también problemas de puntualidad.

Los jefes también se benefician porque los empleados tienden a rendir mejor cuando hacen algo que disfrutan. No sólo ahorran en costes, sino que fomentan la autonomía y motivación de los trabajadores.

No hay que pensar que todos los jefes tienen una mentalidad cerrada, y si dialogando razonas y esgrimes razones que benefician a la empresa (lo más importante) ¿por qué no iba a permitir que los empleados trabajen desde casa varios días a la semana si el trabajo sale?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios