Publicidad

¿Hasta cuándo deben permanecer los ERTES? Ya se plantea su extensión más allá de mayo

¿Hasta cuándo deben permanecer los ERTES? Ya se plantea su extensión más allá de mayo
Sin comentarios

Los ERTES han sido la herramienta elegida para tratar de mantener empleo, que las empresas con mayores dificultades o que se vieran obligadas a cerrar no tuvieran que correr también con gastos laborales. Esto en las que se han podido bonificar las cotizaciones sociales, que no han sido todas. La fecha de caducidad del acuerdo vigente es el próximo 31 de mayo, pero ¿hasta cuándo deben permanecer los ERTES?

Lo cierto es que todo hace indicar que es una herramienta que ha llegado para quedarse. Al menos así lo han manifestado en reiteradas ocasiones diferentes miembros del Gobierno. Y visto que el ritmo de vacunación no hace pronosticar alcanzar la normalidad a principios de verano, por muchos que se acelere en el segundo trimestre, todo hace pensar que habrá que prorrogar al menos tres meses más el acuerdo de los ERTE.

Porque además no todos los negocios afectados dependen del turismo para la recuperación, se recupere o no la movilidad a nivel internacional. El sector de la hostelería es uno de los más dañados, pero no es lo mismo tener un chiringuito en la playa que un bar de menús en un polígono industrial de una gran ciudad. No les afecta igual y no van a tener problemas de actividad quizás en el mismo momento temporal.

Por eso es importante facilitar mantener a trabajadores en ERTE, pero también a medida que se vaya recuperando la normalidad que se prime más la recuperación de los mismos, en lugar de seguir bonificando que se mantengan. Igualmente esto es un arma de doble filo, puesto que en algún momento muchos negocios acabarán por ajustar sus plantillas.

Las condiciones del mercado han cambiado. También cómo encajan muchos negocios en el mismo. O su capacidad de maniobra financiera. Las deudas que tendrán que pagar, una previsible bajada de ingresos respecto a 2019 en muchos de ellos harán que tarde o temprano, cuando no les penalicen acaben por despedir algún empleado.

El Gobierno quiere retrasar este momento el máximo posible. El objetivo es lograr que cuando las empresas realicen sus ajustes ya estemos en una fase económica diferente, con los fondos europeos tirando de la inversión, generando más puestos de trabajo que puedan hacer que nuestro mercado de trabajo no sufra un impacto tan grande en el empleo. a la vez esta nueva fase económica puede hacer que algunas se replanteen si tienen que despedir a alguien.

Por último queda por negociar hasta cuando se extiende. Normalmente se han ido prolongado de tres en tres meses. Esto nos lleva a finales de agosto, como fecha de extinción de esta medida y después volver a evaluar si es necesaria otra prórroga. Sería raro en todo caso que no se llevara al menos hasta final de año de una u otra manera, aunque las bonificaciones cada vez sean menores.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio