Compartir
Publicidad

Con las condiciones adecuadas, sí aumentan los emprendedores

Con las condiciones adecuadas, sí aumentan los emprendedores
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tópico a veces se hace realidad, si se dan las condiciones adecuadas. Eso de que la crisis despierta el espíritu emprendedor no se refleja en España donde el número de empresas creadas sigue reduciendose en comparación con años pasados. Sin embargo, en Francia la Administración ha simplificado el papeleo y los costes para que los ciudadanos puedan convertirse en sus propios empresarios y eso ha tenido como consecuencia un auténtico boom de emprendedores, una de las claves de que la recesión se haya visto más amortiguada en ese país.

El pasado año, los franceses crearon 575.000 empresas frente a las 327.000 puestas en marcha en el 2008. Un récord que se explica por el éxito cosechado por el estatuto del autoemprendedor, implantado el primero de enero del 2009. Según los datos del Gobierno, 320.000 personas eligieron esta fórmula, más sencilla y flexible, para completar sus ingresos o crear su propio puesto de trabajo.

Hervé Novelli, secretario de Estado del comercio y de las pymes ha comentado que "hoy todo el mundo tiene la posibilidad de emprender gracias a la reducción de las formalidades, sea un parado, un jubilado o un estudiante". En un país donde cualquier trámite administrativo requiere un complicado papeleo, poder constituir una empresa con una sola declaración, el formulario puede rellenarse por internet en tres minutos, y pago simplificado de las cotizaciones sociales y del IRPF es un avance revolucionario.

El comercio y los servicios son los sectores que más han aprovechado el dispositivo, aunque se ha experimentado una importante progresión en la educación, el arte y los espectáculos, los servicios de atención a la persona, la información y la comunicación. La Agencia para la Creación de Empresas (APCE) ha detectado un crecimiento superior al 135% en estas áreas.

Los franceses se han lanzado a la iniciativa empresarial dando lugar a la creación de nuevas profesiones, como la de consejero para ayudar a los particulares y las empresas a economizar energía o la de asistente para realizar las compras, un servicio apto tanto para personas mayores o discapacitadas como para profesionales con la agenda sobrecargada.

Novelli cree que en el 2009, la cifra de negocios de estas empresas rozará los mil millones de euros. El Estado también sale ganando. Aunque reducidas, las cargas fiscales reportarán a las arcas públicas unos 200 millones de euros. Para acabar de animar a los ciudadanos, el Parlamento acaba de aprobar una ley para proteger los bienes privados de los autónomos en caso de quiebra de la empresa. La pérdida del domicilio, muchas veces hipotecado para lanzar una actividad, constituye una de las principales preocupaciones de los emprendedores, esta medida beneficia a 1,5 millones de personas en Francia.

El próximo paso consistirá en poner en marcha un servicio de asesoramiento, puesto que la mayoría de estos nuevos empresarios carecen de experiencia a la hora de gestionar una actividad económica y muchos de ellos han llevado a cabo estas iniciativas forzados por las circunstancias, puesto que en muchos casos la alternativa era el paro, Allí, como aquí, lo más difícil no es crear la empresa sino superar los tres primeros años.

No sabemos si esta autentica revolución se mantendrá en el tiempo y si, pasado este boom inicial, si estas nuevas empresas no tiene éxito, no habrá sido una medida poco efectiva, pero lo que si está claro es que allí han apostado por un modelo, que será o no sostenible, pero que por lo menos supone una motivación para que la vocación emprendedora salga a la calle y se atreva a intentar eso de que "esto lo arreglamos entre todos".

Via | El Periodico de Catalunya En Pymes y Autónomos | 12370 autónomos menos en el mes de febrero. Otro triste record Imagen | Al Ianni

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos