Compartir
Publicidad

Cómo valorar mi negocio

Cómo valorar mi negocio
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se quiere valorar un negocio en el que existe un histórico la valoración, por regla general, no entraña gran dificultad, se cogen los datos financieros y económicos de la empresa, se hace una valoración de la cartera de cliente, su valor histórico y evolución, para poder estimar un fondo de comercio y ya está.

En los negocios de nueva creación la valoración reviste de mayor complejidad, la razón es sencilla, se carece de un histórico que nos permita realizar una valoración objetiva basada en cifras.

Factores que inciden en la valoración de nuevos negocios

  • Las rondas de inversión

Es importante realizar la financiación en fases y siempre solicitando más dinero del que estimemos necesarios. La razón es sencilla, por regla general, los ingresos serán menores y los gastos mayores de lo que preveemos, hasta tal punto que los desfases sepueden cuantficar en un 20-30, estas desviaciones tan grandes se deben a la dificultad para poder valorar el mercado y nuestra propia capacidad.

  • Los inversores

Un invesor experimentado es un factor de atracción para la inversión en tu negocio, sin embargo, hay que estar preparado para saber que la valoración que nos propone no satisfaga nuestras expectativas, lo que significa que tendremos que sufir un mayor efecto dilución por su participación en nuestro negocio.

  • Los tangibles

El principal factor detractor de la valoración de una statup es la ausencia de tangibles, es decir, clientes e ingresos. Si estás en esta fase, debes de ser consciente de que será difícil de que puedas lograr inversores y, si los logras, será a un coste desmesurado. Lo más acertado, tener paciencia lograr una cartera de clientes o usuarios que te permitan la monetización de tu negocio y con esos datos objetivos buscar inversión.

  • La capacidad para crear valor

Antes indicaba que es beneficioso dividir las rondas de inversión, sin embargo, para justificarlas es necesario demostrar la capacidad de creación de valor que justifique la ronda de inversión y, por tanto, una mayor valoración del negocio. Si no se puede, la capacidad para atraer nuevos inversores serán proporcional a tu capcidad para generar valor.

Hay algo que es fundamental nunca olvidar y es, que el core de tu negocio no es buscar inversores, sino clientes, por tanto, cuanto mejor seas en tu negocio más oportunidades tendrás de tener clientes y, por tanto, de que más inversores quieran tomar parte en tu negocio.

Imagen | kenteegardin En Pymes y Autónomos | ¿Es tu startup una opción para invertir?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio