Publicidad

Cómo resolver una crisis en la pyme y frenar los rumores

Cómo resolver una crisis en la pyme y frenar los rumores
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Llevamos semanas oyendo hablar del coronavirus. Muchos profesionales del gremio del periodismo, han vertido duras críticas por el trato que se está dando a este problema de salud por parte de algunos compañeros. ¿El motivo? Datos, imágenes alarmantes y poca información de fuentes fiables (médicos, científicos)

Cuando hay una crisis en cualquier ámbito, si la comunicación no es fluida y no existe un diálogo por ambas partes, lo único que se genera son malentendidos y alarmismo. En las pymes, en otro nivel, se dan conflictos y resolverlos a veces es más fácil de lo que parece.

Las crisis se solucionan con información, no con silencios

Cuando se vive en un contexto donde cualquier dato puede propagarse más rápido que antaño gracias a las redes sociales y las falsas noticias, resulta complicado que un hecho sin importancia, acabe convirtiéndose en una bola de nieve.

Una organización, una pyme, serían el ejemplo de lo que implica no ofrecer toda la información sobre un cambio, una novedad o algo que afecte a la empresa y por ende, a los empleados.

La palabra despido ha sido escuchada en algún lugar por parte de un empleado y los números no cuadran desde hace tiempo. La gerencia calla y sólo hablan los rumores. Bienvenido, alarmismo.

Ofrecer información a todos los miembros de la pyme, el antídoto contra el rumor

No hay nada tan sencillo como convocar una reunión. Hablar y ser transparente. Sobre todo, porque quizás la supuesta crisis no sea tan seria y el responsable de la empresa, cree que con esconder la cabeza es suficiente para que el problema pase.

Obviamente, no es necesario compartir con la plantilla cada detalle, pero si existe un problema, hablar, dar la cara y compartir lo que suceda, siempre será más útil e inteligente que dar la callada por respuesta.

Los trabajadores mal informados, ante una presunta situación de crisis, se pondrán nerviosos, desconfiarán de sus propios compañeros y sobre todo de sus jefes. ¿Tan difícil es actuar contra el rumor? No. Tan sólo se necesita tranquilizar al personal con la verdad. Sea cual sea.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios