Compartir
Publicidad
El averno burocrático no existe para las pymes, según la OCDE
Vocación de empresa

El averno burocrático no existe para las pymes, según la OCDE

Publicidad
Publicidad

Hace unos meses, una empresa utilizó el mensaje de que los autónomos y las pymes debían sortear muchas trabas burocráticas, para publicitar su producto. En ese momento, diferentes profesionales aprovecharon para protestar por las cuotas y demás obstáculos que no les permitían crecer.

Pero según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos,(OCDE) el infierno burocrático no es más que un mito y lo demuestra con cifras. El organismo sitúa España como el país que menos trabas impone para abrir una empresa.

Abrir una empresa en España no es tan difícil, según la OCDE

España se sitúa entre las economías mejores clasificadas para emprender un negocio. El número de trámites a realizar y el tiempo necesario colocan a España en una situación ventaja comparativa a la hora de abrir una empresa.

Situándose en el puesto 30 entre 190 economías, según el ránking realizado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) con los datos publicados por el Banco Mundial en el informe Doing Business 2019. No obstante, España pierde dos posiciones respecto al estudio anterior, cuando ocupaba el puesto número 28.

¿Por qué los emprendedores se quejan de la presión fiscal, entre otras cuestiones?

Según el estudio mencionado, el problema es que las pymes no crecen.Porque montar una empresa desde cero es mucho más fácil que hace unos años:

Entre las medidas más aplaudidas por la OCDE está la herramienta ‘Autodiagnóstico de salud empresarial’, lanzada en 2017 y que permite a los pequeños empresarios realizar una evaluación de su negocio y así poder planificar los recursos que necesite.

De hecho, cuenta con un cuestionario con estas propuestas:

  • Planificación y control
  • Relaciones comerciales: clientes y proveedores
  • Recursos humanos, familia y vida personal
  • Finanzas y gestión económica
  • Apoyo y asesoramiento legal

¿Comparas regularmente objetivos y resultados de negocio?, es una de las preguntas que aparece en el cuestionario antes de ofrecer una respuesta y un asesoramiento personal.

Es decir, dar el primer paso es fácil, pero mantenerse en el mercado es otro asunto.

Esta herramienta es altamente positiva, pero una de las quejas recurrentes de los autónomos y de las pymes se enfoca en materia fiscal, laboral y mercantil. Es decir, dar el primer paso es fácil, pero mantenerse en el mercado es otro asunto.

Gestores poco preparados, según la OCDE

La OCDE señala a las pymes españolas en términos de productividad en términos negativos que se traducen en la falta de profesionalización de sus gestores. España ha sido un país de empresas familiares que han pasado décadas funcionando de la misma forma, sin avances en la gestión y sin crecimiento, lo que ha supuesto un lastre para el crecimiento del país.

España ha sido un país de empresas familiares que han pasado décadas funcionando de la misma forma, sin avances en la gestión y sin crecimiento

"Las pymes españolas invierten en equipamiento de información y comunicación menos que sus comparables europeas", advierte la OCDE, "e invierten menos en actividades de innovación".

Se trata de un problema de inversión y de miedo a la innovación. De hecho, y siempre según este estudio, el único indicador de todos los analizados en el que España se sitúa en última posición es en el de inversión en equipo y 'software'.

España se sitúa entre los cinco peores países de la OCDE en inversión en innovación de las pequeñas empresas. No es solo que en España haya muchas pymes es que, además, las que hay invierten menos que sus comparables europeas.

Sin inversión en nuevas tecnologías, las probabilidades de que las pymes nacionales puedan competir en un mundo globalizado se ven muy reducidas.

Ser un país de pymes, también tiene su lado negativo. Sobre todo, siempre según la OCDE, si éstas pertenecen a sectores poco rentables como el sector inmobiliario con un 97%, es decir 10 puntos por arriba si lo comparamos con la media de la OCDE.

En las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), las pymes apenas representan el 54%, ocho puntos menos que en la OCDE.

El 'problema' de las pymes es que generan mucho empleo pero poco valor añadido

¿Qué quiere decir eso? Que si por un lado, es fácil montar una empresa, después éstas no generan el empleo que se espera de ellas.

Las micropymes de España tienen el 39% del empleo y aportan el 24% del valor añadido. Por el contrario, las grandes generan el 39% del valor añadido con el 28% del empleo. Es decir,el valor añadido por cada trabajador en una gran empresa duplica al de una microempresa.

Cuando un trabajador emplea más capital (humano y material) es más productivo, lo que mejora la calidad de su contrato y también su salario.

España no puede presumir de ser un país de pymes. De hecho, se deberían explorar medidas encaminadas a hacer que las empresas crezcan, lo que mejorará la productividad y la calidad en el empleo.

Estudios Vs la realidad de los pequeños empresarios

Ante un panorama en el que todo parecen facilidades y se echa la culpa a la pyme de no invertir en innovación, aparece la realidad. Y esa realidad tiene nombre y apellidos y todas las mañanas ha de afrontar el hecho de que su negocio funcione.

¿Cómo vas a crecer si para abrir un centro en otro lugar de España la regulación es diferente?

En vez de unidad de mercado existen múltiples normas municipales, la estatal y ahora la europea. Si bien la exigencia del certificado digital para cualquier empresa/autónomo fue una medida positiva, ahora en dos años no es válida para todas las administraciones.

Es decir, España no es un país amigable para abrir un negocio según quienes están al frente de uno. Pero, de contradicciones vive el hombre. Depende del estudio que observemos, nos animan o desaniman, pero la gente que está al pie del cañón sabe muy bien qué problemas ha de sortear a diario.

Imagen|Free-Photos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio