Publicidad

Autónomos por proyectos, el nuevo paradigma laboral

Autónomos por proyectos, el nuevo paradigma laboral
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Un informe de Adecco revela el impulso que está teniendo el trabajo autónomo por proyectos. El trabajo por proyectos es la consecuencia de que un gran número de profesionales, especializados, con experiencia y motivación, hayan sufrido los estragos de la crisis que les ha obligado a reinventarse.

De esta manera, en gran parte la situación del mercado laboral, están dispuestos a aportar sus conocimientos de forma puntual en cualquier empresa y para un proyecto determinado.

En el lado opuesto están las empresas, que necesitan profesionales experimentados, especializados y resolutivos para acometer proyectos concretos y acciones específicas que tienen un inicio y un final definido en base a objetivos y a tiempo.

Los trabajadores por proyectos han descubierto una nueva forma de reintegrarse al mercado laboral dando servicio y respuesta rápida y efectiva a una empresa, y no buscando una compañía que les contrate para el resto de su trayectoria profesional.

Se trata de perfiles que las empresas necesitan para una ocasión determinada y no para integrarles en su plantilla, debido, en parte, a que estos profesionales están lejos de sus posibilidades económicas para la clásica contratación para siempre.

Por tanto, la forma legal de vinculación más habitual que se va a producir en esta relación pasa por que el profesional tiene que crear su microempresa o ser autónomo, y la empresa tiene que abrirse a un nuevo modelo de trabajo, de vinculación laboral y de contratación. Es lo que algunos han denominado como el nuevo paradigma laboral.

Por sectores, estos trabajadores se encuadran mayoritariamente en el sector servicios.El número de autónomos del sector servicios lleva creciendo desde 2008, aún ya cuando la crisis había comenzado. En 2013 ya conformaban el 72,40% del total de autónomos en España, mientras que en 2008 no pasaban del 66%.

El segundo sector más insertado en este nuevo paradigma es el de la agricultura, que a pesar de no haber aumentado sí ha conseguido mantenerse más estable, pasando de ser el segundo sector menos demandado por los autónomos, al segundo con mayor demanda.

Que la gente trabaje como autónomo o por cuenta ajena no es ni bueno ni malo, el problema viene cuando no se tiene opción de elegir y el único modo de integrarse en el mercado laboral es plantearse el trabajo como autónomo.

Imagen | Vancouver Film School En Pymes y Autónomos | Se emprende más, pero por necesidad

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir