Publicidad

Aumenta el número de autónomos que trabajan los domingos y la brecha con el resto de la Ue

Aumenta el número de autónomos que trabajan los domingos y la brecha con el resto de la Ue
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Trabajar como autónomo tiene la gran ventaja de poder decidir cuándo trabajamos. Eso es al menos en la teoría, porque si no es complicado entender los datos de Eurostat que muestran como uno de cada cuatro autónomos en España trabajan los domingos, aumentando el porcentaje respecto a hace diez años en dos puntos y la brecha con el resto de la UE que de media solo lo hacen uno de cada cinco.

Son los autónomos más jóvenes los que más utilizan este día habitualmente de descanso para ejercer su profesión. En este sentido no debería obviarse la ley del comercio que facilita libertad para abrir domingos en muchas comunidades, así como también las plataformas de economía colaborativa que tienen a muchos riders como autónomos, y precisamente el domingo es un día donde hay muchos pedidos de comida a domicilio.

Lo que no dice nada bueno tampoco es de la calidad del empleo autónomo que se está generando. Muchos buscan mejorar sus condiciones respecto a lo que pueden obtener en un empleo por cuenta ajena, pero lejos de convertirse en emprendedores como máximo logran autoemplearse y llegar a fin de mes de forma digna.

El porcentaje va descendiendo a medida que la franja de edad aumenta, y son los mayores de 50 años los autónomos que menos trabajan en domingo. Algo lógico, puesto que a esta edad lo normal es haber consolidado el negocio y tener una base de clientes amplia e ingresos solventes que eviten la obligación de trabajar dicho día.

Si nos comparamos con Portugal, donde la apertura de comercios es excepcional las cifras son bastante explicativas, ya que en el país vecino los autónomos que trabajan en domingo superan escasamente el 4%. Por mucho que el sector servicios sea en nuestro país un motor, y el turismo demande en muchas ocasiones comercios siempre abiertos, la realidad es que no tiene por qué ser así.

Y eso teniendo en cuenta solo a los autónomos que trabajan en su profesión, ya que a muchos no les queda más remedio que echar unas horitas los sábados y domingos para temas fiscales y de gestión de la empresa que en el día a día no les da tiempo a tratar.

Imagen | Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir