Así me hubiera gustado aprovechar el Kit Digital y llevarme el servidor como servicio a la nube
Vocación de empresa

Así me hubiera gustado aprovechar el Kit Digital y llevarme el servidor como servicio a la nube

El kit digital supone una oportunidad para muchas empresas. Sin embargo, uno de los inconvenientes para muchas empresas es que no subvenciona hardware y esto supone un problema. O también una oportunidad, porque me hubiera gustado aprovechar el Kit Digital para llevarnos el servidor como servicio a la nube y olvidarnos del modelo de servidores en nuestras instalaciones tal y como manteníamos hasta ahora.

Los costes de renovar nuestro servidor

Porque esta ayuda es una fórmula interesante para abaratar los costes del salto a la nube. Si lo miramos fríamente, y tras analizar el presupuesto que teníamos en nuestro poder para renovar el servidor, iba a suponer una inversión de unos 9.000 euros, y eso, sin pedir demasiado, pero tampoco irnos a lo más barato del mercado.

Y con esto la previsión es que tenga una vida útil de unos 10 años, pero que se puede estirar un poco más en función del rendimiento que necesitemos o el mantenimiento y mejoras que se puedan realizar llegado el momento. El coste del servidor sería de unos 900 euros al año, o unos 75 euros al mes.

Es cierto que hay que realizar una fuerte inversión inicial o que después se suman costes de mantenimiento y actualización, por no hablar de posibles problemas de hardware que haya que sustituir. Y que, con el paso de los años, inevitablemente el rendimiento va a mermar.

Los costes de contratar un servidor en la nube

Servidor Cloud

Un servidor en la nube no nos supone un coste mucho más elevado, parece que son solo unos pocos euros, pero es casi un 50% más caro. Además, hay que añadir los costes asociados de acceso remoto de todos los usuarios y las copias de seguridad en la nube. Al final, el coste mensual es más del doble que con la propuesta de servidor comprado y puesto en marcha en nuestras instalaciones.

Sin embargo, tiene algunas ventajas importantes que no debemos pasar por alto. Facilita mucho el trabajo remoto, y desde cualquier lugar se puede acceder a nuestro entorno de trabajo, algo que hoy en día abre muchas posibilidades, no solo para que los empleados estén más satisfechos, sino también a la hora de encontrar personal en otras zonas más alejadas de nuestras oficinas.

También es mucho más flexible. Sabemos que no tenemos que dimensionar el servidor para que tenga los mismos recursos todo el año. Hay momentos donde nos basta con la mitad del procesador y la memoria, lo que nos puede ayudar a abaratar los costes.

Lo mismo podríamos decir en el caso de necesitar más recursos. Añadir más espacio en disco, más memoria o más capacidad de cálculo es inmediato y nos garantiza no tener cuellos de botella si tenemos más trabajo.

La apuesta del Kit Digital y los 12.000 euros de ayuda

Es aquí donde el Kit Digital supondría una diferencia fundamental. La ayuda cubriría la migración del servidor, el servicio de la nube durante los dos primeros años, algo que sin duda hace que tengamos la capacidad de calibrar si la solución se adapta o no a nuestras necesidades y explorar opciones para el futuro desarrollo del negocio.

Porque las propuestas de oficina virtual que hemos encontrado en la mayoría de los casos son decepcionantes. Y nosotros ya tenemos soluciones de facturación, de gestión de clientes, o de negocio, pero no queremos utilizar nuevas herramientas que ya han nacido en la nube. 

Este ahorro de costes también ayudaría a vencer las reticencias iniciales de dejar de tener el servidor en el cuarto de al lado, para llevarlo a un centro de datos que está ubicado fuera de nuestras instalaciones. Especialmente por la información sensible que manejamos de nuestros clientes.

Pasados estos dos años, siempre podríamos volver a tener el servidor en nuestras instalaciones. Aunque lo cierto es que es complicado volver atrás. En ese sentido, a pesar del coste algo mayor, se puede ajustar la propuesta a nuestras necesidades futuras y calibrar mucho mejor los gastos operativos del mismo. Solo el tiempo nos dirá si acertamos con la decisión o no.

Temas
Inicio