Compartir
Publicidad

¿Se puede seguir cobrando pensión después de morir?

¿Se puede seguir cobrando pensión después de morir?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según el Tribunal de Cuentas difundió un informe sobre las cuentas de la Seguridad Social donde llamaba la atención donde aparecían los DNI de casi 30.000 personas con derecho a prestación que a la vez también aparecían en el INE como fallecidos. Por lo tanto la pregunta que habría que hacerse es, ¿se puede seguir cobrando pensión después de morir?

Lo cierto es que según el Tribunal de Cuentas las lagunas en el control han hecho que durante el periodo 2012-2014 haya prescrito el derecho a reclamar las deudas por un importe de, al menos, 10.284.000 euros. El principal problema es una falta de criterio y unanimidad en las direcciones provinciales a la hora de realizar algún control de vivencia a los pensionistas.

Según la Seguridad Social, que ha desmentido o al menos matizado dichos datos, el control antes de 2014 se realizaba de forma manual, ya que no existían las herramientas informáticas necesarias para ello. Actualmente el control se realiza a través de cuatro vías: el intercambio diario y automático de datos de defunciones con el Ministerio de Justicia; intercambio mensual de datos de defunciones con el INE; detección de fallecimientos por las direcciones provinciales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), y la obligación para los residentes en el extranjero de presentar anualmente una fe de vida.

A la vez hay que tener en cuenta que al cabo de cuatro años, prescribe el derecho de la Administración a recibir automáticamente del banco las cantidades pagadas indebidamente, conocidas como retrocesión bancaria, como en el caso de las pensiones. De esta forma aunque se ha constatado que se han cobrado pensiones indebidamente y que en algunos casos ha prescrito, no parece tan grave como si realmente hubiera 30.000 fallecidos que seguían recibiendo la pensión en su cuenta corriente.

Lo que pone de manifiesto es la necesidad de compartir información entre administraciones y dejar de mantener nichos de datos que no se comparten. Los controles manuales fallan y de esta forma se hace muy complicado llevar un control exhaustivo, quedando en manos de la buena voluntad del pensionista y su familia la comunicación de un fallecimiento.

En Pymes y Autónomos | Autocálculo de la pensión de jubilación, el nuevo simulador de la Seguridad Social

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio