Compartir
Publicidad
Publicidad

PrinterShare, comparte tus impresoras a través de internet

PrinterShare, comparte tus impresoras a través de internet
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ser capaces de imprimir a través de internet es una posibilidad que en determinadas situaciones nos puede sacar de algún que otro aprieto. Se pueden dar circunstancias en las que necesitemos imprimir directamente un documento, porque no queremos enviarlo por correo electrónico, no podemos pedirle a nadie que lo imprima, o por que el documento está elaborado con un software del que no dispone el destinatario, por poner algunos ejemplos.

Aunque existe un protocolo de comunicación que permite la impresión a través de internet (IPP, Internet Printing Protocol), no todas las impresoras lo soportan y, dependiendo de la configuración de vuestro entorno de red, puede no ser sencillo de implementar.

PrinterShare, de la empresa Printer Anywhere, es una aplicación que permite, sin tener que realizar configuraciones complicadas, imprimir a través de la red en cualquier impresora que haya sido compartida mediante este sistema. Es compatible con Windows (tiene ciertas incompatibilidades con Vista), Mac OS X y Linux, y puedes utilizar una versión de prueba completamente funcional (simplemente incluye publicidad en la carátula de cada trabajo de impresión enviado), o suscribirte al servicio por 14’43 euros mensuales (la suscripción se realiza desde la propia aplicación y el pago se efectúa mediante PayPal).

Funcionamiento

En primer lugar debemos instalar el software tanto en el equipo que tiene la impresora conectada (o conectada a su red local, siempre que pueda imprimir en ella), que actúa como servidor, como en el que vaya a imprimir, el cliente. La comunicación se realiza mediante el servidor de la empresa desarrolladora del programa y funciona incluso si estáis detras de un firewall o proxy (puedo dar fe de ello).

Una vez hecho ésto, nos pide que nos registremos (nombre de usuario y correo electrónico) y tras hacerlo nos envían un mensaje en el que nos facilitan nuestro identificador de usuario (ID) y nuestra contraseña. La ID es necesaria para poder localizar las impresoras compartidas con las que queremos trabajar.

  • Configuración en el servidor: en el equipo que tiene las impresoras conectadas debemos seleccionar aquellas que queramos compartir. Tras ello, especificamos un nombre y una ubicación (oficina central, sucursal X…), marcamos si queremos que aparezca o no en las búsquedas de impresoras que realiza el programa (si elegimos que no, el equipo cliente debe conocer el código de usuario que tenemos asignado para poder agregar la impresora a su lista) y activamos/desctivamos la encriptación de los trabajos que se envíen al dispositivo compartido (una opción interesante).

    Podemos también solicitar que nos avise cuando recibimos un trabajo de impresión y configurarlo para que imprimirlo requiera nuestra autorización. Existe la posibilidad crear una lista con aquellos usuarios a los que queremos autorizar a imprimir en cada uno de los dispositivos compartidos.

  • Configuración en el cliente: en el ordenador desde el que vamos a imprimir podemos, bien realizar una búsqueda especificando la ID del equipo que actúa como servidor, o bien proporcionar esta información si ya la conocemos. Una vez localizado, nos muestra una lista con las impresoras que tiene compartidas y seleccionamos la que queremos utilizar. Hecho esto, la añade como si fuera una impresora local y ya podemos imprimir desde cualquier programa.

Conclusiones

En cuanto a las ventajas del programa, destacaría:

        <li>Es sencillo de configurar, independientemente de la complejidad de vuestro entorno de red.</li>
    

  • Admite cualquier tipo de impresora, por básica que ésta sea (por primera vez he podido utilizar desde Mac OS X una impresora sólo Windows).
  • Es multiplataforma, ideal para utilizar en entornos de trabajo heterogéneos.

Y en cuanto a los inconvenientes:

  • A pesar de que es sencillo de configurar, su usabilidad deja bastante que desear, le falta pulir algunos aspectos como la activación del registro y las búsquedas de impresoras.
  • Algunas cosas no funcionan lo bien que deberían. En la versión para Mac OS X no guarda algunos de los cambios en configuraciones. En la versión Windows sí parece funcionar todo correctamente.

Creo que es una buena herramienta para tener a mano si llega el caso, y aunque todavía tienen que trabajar en algunos detalles, su funcionamiento es bastante correcto en general. Por lo menos merece la pena probarla si necesitáis imprimir de forma remota.

Vía | POWERPYMES
Más Información | PrinterShare

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio