Compartir
Publicidad
Publicidad

La aversión digital

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hoy se puede leer en Expansión un artículo con los resultados de un informe realizado por The Phone House, elaborado con las encuestas realizadas a sus clientes. Destacan especialmente algunos datos de gran relevancia por su contenido y calado. Por un lado, la relación inversa entre edad y uso de tecnología y, por otra, que cada vez está menos vinculado a la clase social o localización geográfica.

Según los resultados de la encuesta, la población comprendida entre los 40 y los 60 años, en un 83% nunca se conecta a Internet a través del teléfono móvil. El porcentaje mejora para la población de entre 25 y 40 años, el 55,37% utilizan el móvil para conectarse a Internet. Los mejor situados son los jóvenes de entre 18 y 25 años, ya que un 62% se conectan a Internet mediante los móviles, sobre todo para sus actividades lúdicas, con especial atención, a las redes sociales.

Ahora que el Plan Avanza parece que ha cumplido con el objetivo de evitar la marginación de las zonas rurales en la Sociedad e la Información, es hora de empezar a combatir el nuevo foco de exclusión que se está generando y que está vinculado a otro factor demográfico, la edad. Que sólo el 29% de los mayores de 55 años estén conectados a Internet es preocupante, pero que sólo el 54% de los mayores de 45 años lo estén, es verdaderamente preocupante. Si el dato se compara con el de los menores de 25 años (92%), realmente produce escalofríos.

Estos datos son generales pero no por ello hay que obviar que no dejan de ser una manifestación de la manera asimétrica de cómo se están implantando la Sociedad de la Información en España. Si a estos datos unimos los de Fundetec, “El trabajador y la Sociedad de la Información 2009” en el que se indicaba que el 47,9% de los autónomos no dispone de ningún tipo de equipamiento informático, a pesar de que el 83,7% de los autónomos que disponen de equipamiento informático (ordenador, PDA o Smartphone) tengan conexión a Internet o que el 30% de los autónomos con hardware de conectividad posean página web propia.

Todos estos datos nos muestran el largo camino que queda por recorrer para evitar la marginación de determinados grupos sociales, pero también la importancia de Internet como herramienta lúdica más que profesional y la atención que el empresario ha de prestar a las redes sociales, porque se está convirtiendo en el único modo de acceso a un determinado grupo social, los más jóvenes.

Via | Expansion En Pymes y Autónomos | La brecha digital del autónomo Video | You Tube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio