Compartir
Publicidad
Publicidad

Reforma laboral: más que una simple reforma legal

Reforma laboral: más que una simple reforma legal
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo indica que en las próximas semanas o meses el mercado laboral español va a vivir una profunda remodelación y mas allá de todas las consideraciones legales concretas que podamos hacer sobre estas modificaciones lo primero que nos preguntamos cuando escuchamos sobre todas estas modificaciones en si realmente necesitamos las Pymes estas modificaciones y en que nos afectara positiva o negativamente.

Sin lugar a ninguna duda una reforma profunda del sistema laboral español no es necesaria, es imprescindible, pues uno de los principales problemas de la economía española ante la crisis y los efectos más devastadores para este país que para cualquier otro ha sido precisamente (con el permiso de la burbuja inmobiliaria) la configuración actual del mercado laboral y el mantenimiento de un modelo de estado de protección social y del bienestar a todas luces insostenible.

Todo ello conjuntamente con la autentica clave que es el cambio de mentalidad social pasando de un modelo del subsidiario por el estado a un modelo del responsabilizado con el desarrollo y especialmente con el desarrollo de un nuevo modelo productivo que a la postre y como conjunto es lo que ha llevado a España a sufrir no la crisis, que su aparición es cíclica y además en este caso por factores externos a estos mencionados, sino a afrontar peor la misma y con unas consecuencias mucho mas desastrosas.

¿Esta reforma es la solución para la empresa?, no es la solución, pero es una de las soluciones, es una reforma que nos debe aportar mayor flexibilidad y racionalidad, mayor competitividad, pero nada de ello será útil sino apostamos también por lo dicho de un cambio de mentalidad y modelo productivo además del cambio regulador laboral.

Para el firmante el problema, la clave, no está solo en un despido más barato sí o no, en unas menores cotizaciones empresariales, ni solo en la edad de jubilación o bien en las prestaciones a percibir, pues si bien todos ellos son factores influyentes (y que merecen artículos concretos e individualizados), con múltiples aristas y cada uno de ellos de ellos con multiplicidad de ramificaciones, particularidades y consecuencias.

Pues si bien para el mismo y en consonancia con lo que se decía en el párrafo anterior, firme defensor de la flexibilización del mercado, de la modificación y privatización o coparticipación de entidades privadas de pensiones o de la participación de los entes privados en la intermediación de empleo por poner solo unos ejemplos, para el mismo la autentica clave está en el modelo social que hemos establecido y en el modelo productivo que llevamos asociado.

En definitiva, para el firmante no solo se trata de pulir o modificar aspectos legales sino hacer algo mucho más profundo (y difícil), modificar e implementar modificaciones estructurales en el sí de la sociedad, una sociedad que deje atrás la mentalidad de “papa estado”, una sociedad que apueste por nuevas y más flexibles formas de trabajo y de relación trabajador – empresa.

Todo lo anteriormente dicho lleva a establecer una relación de igual a igual donde demos por superada la antigua dicotomía patrón – trabajador y nos adentremos a una relación de prestación de servicios profesionales a una plataforma llamada empresa que debe de retroalimentarnos mutuamente y especialmente en una sociedad que entienda que su futuro es digital, de mente global y corazón local y que su futuro pasa por un concepto clave: Valor añadido.

Vía | Reggios TV
En Pymes y autónomos | Reforma del Mercado Laboral En el Blog Salmón | Reforma del mercado laboral Imagen | Artemuestra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio