Compartir
Publicidad

¿Quién va a crear empleo en España?

¿Quién va a crear empleo en España?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según se desprende del Euroíndice Laboral Adecco-IESE (EIL), la tasa de paro se situará en el tercer trimestre del año en el 19,8% y la más alta de la UE tras registrar el mayor incremento interanual de la Unión (1,8%),

La ocupación caerá en 332.000 plazas (-1,8%) volviendo a los niveles registrados en marzo de 2005, esto supone, según Adecco, que la economía española no ha sido capaz de crear puestos de trabajo en cinco años y medio y, además estas cifras reflejan que los más de dos millones de empleo eliminados en España equivalen a casi el 42% de las plazas destruidas en la UE.

La cuestión es ¿quién va a crear empleo en España? La realidad está clara, los dos sectores tradicionales en los que se ha basado la economía española, eran la construcción y el turismo, el primero es precisamente el que más ha contribuido al aumento del paro y su recuperación no se espera para los próximos años. El segundo, por su base estacional, no puede aportar más empleo estable del actual.

Las grandes empresas tampoco pueden ser una baza fuerte para contribuir a crear nuevos puestos de trabajo, la reforma del sistema financiero lo que está provocando son prejubilaciones y reducciones de plantillas y el crecimiento de las grandes corporaciones españolas está basado, ultimamente, en su expansión internacional. Por último, el recurso del empleo público se está agotando, tras la reducción en la nueva oferta de plazas para oposiciones de la Administración

Cómo viene siendo habitual en los últimos años, la creación de empleo pasa por las pymes y el autoempleo. El problema es que las condiciones actuales en las que están las pymes españolas no son las más adecuadas para fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo y, por otro lado, el autoempleo es una opción que muy pocos contemplan.

Ayer Pau A. Monserrat nos contaba en un post en ActiBva por qué los judíos llegaron a ser los banqueros del mundo. En uno de los párrafos nos contaba que “hay un fundamento religioso y cultural en las razones de que los judíos se dedicasen al comercio y al negocio de los prestamistas; según la Torá no es deseable para un creyente ser asalariado: mejor es hacer el shabat un día laborable que depender de los otros“.

Evidentemente, la cultura española difiere mucho de la judía, aquí, más vale trabajar para otro, aunque el trabajo sea precario, que buscarse la vida uno mismo y tener que preocuparse de nuestro propio negocio. La receta no es nueva, potenciar sectores estratétigos, apostar por la innovación, por la especialización, apoyo financiero decidido, fomentar un cambio cultural para favorecer el autoempleo, en fin lo que tantas veces se ha hablado y se lleva esperando, pero que no llega. Desde luego, si queremos salir del furgón de cola de la UE en creación de empleo, más nos vale cambiar esa mentalidad y que se pongan en marcha políticas reales de fomento de la actividad de las pymes y del autoempleo.

En Pymes y Autónomos | Cifras del fomento del autoempleo
Imagen | Daquella manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos