Compartir
Publicidad
Publicidad

Cifras del fomento del autoempleo

Cifras del fomento del autoempleo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Asociación Española Multisectorial de Microempresas (Aemme) dice que si se llevara a cabo una campaña de fomento del autoemplo se podrían convertir un millón de parados en pequeños empresarios o microempresarios, eso supondría una inyección para la economía española de entre 15.000 y 20.000 millones de euros al año.

Según cálculos de esta organización, el Estado se ahorraría unos 12.000 millones en prestaciones e ingresaría 3.000 millones en cotizaciones y algo más de 160 millones en impuestos. Añade dicha organización que la repercusión de crear un millón de microempresas en España generaría un empleo añadido del doble o incluso del triple, de tal manera que podrían generarse tres millones de empleos a medio plazo.

Para esta patronal se generaría empleo y se podría cubrir completamente el déficit de 60.000 millones de euros en tres años sin necesidad de ninguna otra medida de corrección.

Hace tiempo que vengo “predicando” que una de las posibles salidas a la actual situación económica de nuestro país sería el fomento del autoempleo y la necesidad de tomar las medidas necesarias para promover el espíritu emprendedor que favorecería, por un lado, la creación de empleo y por otro la generación de riqueza mediante la reactivación económica que traería esa actividad emprendedora.

De todas formas hay que manejar este tema con cuidado, las cifras que presenta Aemme deberían de tener en cuenta varios aspectos. Por un lado, las negativas estadísticas de la duración media de los proyectos empresariales en nuestro país, como hemos comentado en multitud de ocasiones, la inmensa mayoría apenas alcanzan los tres años de vida, lo que en las condiciones actuales, podría suponer, simplemente, que se rebaje el número de desempleados hoy para aumentar dentro de unos meses.

Ya traté este tema en un post, meses atrás, emprender por necesidad tampoco es la solución. Se trata de poner en marcha proyectos sustentables, para eso hace falta formación y capacitación de los nuevos empresarios y más si tenemos en cuenta que la mayor parte de los empleos que se han destruido son de trabajadores de baja cualificación y, sobre todo, de sectores con poco futuro a corto plazo.

Por otro, las políticas de fomento del autoempleo no pueden ir en la línea de dar al parado la posibilidad de contar con la capitalización de la prestación por desempleo para, con ese capital, montar un negocio y, de esta manera, ir rebajando las cifras del paro sin más. Como antes decía, es importante la formación del emprendedor, que sepa a lo que se va a enfrentar y qué errores, de entrada, no debe cometer.

Además, debemos de considerar que pese a que las pymes, en todos los países desarrollados, constituyen la mayor parte del tejido empresarial, la proliferación de micro-empresas no favorecería la competitividad. Es conveniente la cooperación y el fomento de alianzas empresariales y no el individualismo que resta capacidad para crecer y afrontar nuevos retos.

En un país donde no existe apenas educación empresarial, el primer paso es crearla y fomentarla, no podemos construir la casa por el tejado.

En Pymes y Autónomos | Emprender como salida al desempleo
Imagen | pulguita

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio