Publicidad

Por qué es absurdo diferenciar autónomos digitales de autónomos o asalariados
Reflexiones

Por qué es absurdo diferenciar autónomos digitales de autónomos o asalariados

Publicidad

Publicidad

Hay un tema que está encima de la mesa desde hace meses esperando que se forme un Gobierno para poder resolverlo si no lo hacen antes los tribunales sentando jurisprudencia al respecto. Se trata de la regulación de los autónomos digitales, donde las grandes plataformas están presionando para que se regule como una figura específica en su relación laboral entre riders y plataforma. Pero a mi modo de ver es absurdo diferenciar autónomos digitales de autónomos o asalariados.

Porque la clave no es otra que quién organiza el trabajo y si los autónomos realizan el mismo con sus propios medios o no. Y aquí hay grandes diferencias entre si el que habla es la plataforma o el rider. Para los primeros los autónomos digitales tienen la oportunidad de trabajar para diferentes clientes, ya sea Glovo, Uber Eats, Deliveroo o Stuart, por poner varios ejemplos del mismo sector. Pero la realidad es otra.

¿Quién organiza el trabajo e impone las condiciones?

Puesto que si un autónomo no se conecta a la plataforma a determinadas horas o rechaza pedidos porque está ocupado con otra entrega para una plataforma diferente, se verá penalizado y tendrá menos pedidos en el futuro. Esto hace que en definitiva los riders trabajen casi en exclusiva para una única plataforma. Respecto a los medios propios también entraría en cuestión, porque el rider pone su vehículo y su teléfono, pero está obligado a comprar a la compañía la bolsa de transporte.

Dado el éxito de la figura del TRADE, crear un TRADE digital tiene todavía menos sentido

Esto hace que de hecho ya tengan algo más de protección, puesto que al provenir más del 75% de sus ingresos de un único cliente tendrían que ser todos TRADE, algo que ni siquiera ocurre en muchos casos. Las plataformas presionan para que se cree la figura del TRADE digital, para que permita que sigan siendo trabajadores autónomos, pero a los que se les ampliará la cobertura en determinados aspectos como puede ser un seguro médico, ciertas coberturas en caso de accidente, etc.

Pero la plataforma nunca pagaría las cotizaciones de estos autónomos, que en muchos casos además utilizan la tarifa plana, dándose el caso de subvencionar a estas mismas plataformas para que sus ofertas de "colaboración" resulten mucho más atractivas. Y esto es un problema para la Seguridad Social, que recauda mucho menos de lo que debería. Por lo menos mientras no se ponga en marcha la cotización por ingresos reales.

Un modelo laboral que puede llegar a muchos sectores

Porque todo se centra en los riders, pero mañana se dará el mismo modelo laboral a un abogado, un contable o cualquier otro sector que podemos pensar, donde una centralita virtual pasará la llamada alguien en su casa, que dará una respuesta a ese cliente. Y el problema dejará de ser de estudiantes e inmigrantes con problemas para encontrar trabajo y afectará a gran parte de los profesionales que hoy en día trabajan por cuenta ajena.

Y además de tener trabajadores con menos derechos, sin horarios y todo el año sin desconectar, cotizarán menos a la Seguridad Social y aumentaremos el problema. Y además supone un agravio comparativo con otros sectores. ¿Por qué no puede hacer lo mismo un restaurante para contratar a sus camareros?

Tampoco hay consenso entre las asociaciones de autónomos, donde mientras apuestan por mejorar las condiciones del TRADE digital, otros simplemente los consideran falsos autónomos y creen que deberían encuadrarse como trabajadores por cuenta ajena.

Imagen | KaiPilger

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios