Compartir
Publicidad

¿Puedes trabajar gratis para mí, por favor?

¿Puedes trabajar gratis para mí, por favor?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que trabajar sin cobrar está muy bien visto por algunos sectores me parece bien, pero cuando se tiene cierta experiencia ese tipo de peticiones como reza el artículo pueden dejarnos sin palabras unos días. Pero no porque no sepamos qué decir sino porque nos resulte increíble el que nos valoren tan poco.

¿A una persona en sus cabales se le ocurre entrar a una peluquería y cortarse el pelo sin pagar? Imaginemos la escena, el profesional termina su trabajo, tú te levantas y le dices: "Es que con el corte que me has hecho, ganas más experiencia y prestigio".

Hazlo tú si es tan sencillo que no merece ni unas monedas

Las personas que tienden a pedir que revises sus páginas web, blogs, textos, anuncios o lo que se les ocurra deben pensar que la redacción es algo sencillo, por lo tanto ¿y si lo hacen ellos?

Yo no sé de jardinería, por lo tanto jamás me presentaría a una oferta de trabajo en la que buscaran a un jardinero, como mucho puedo cuidar de una planta en mi casa. Pero si se me muere nadie saldrá perjudicado: sólo yo. Así que si tuviera un hermoso jardín contrataría a un profesional y le pagaría.

Cuando alguien pide un logotipo, un cartel o un folleto gratis está insultando al profesional que tiene delante.

Dibujar y escribir sabemos hacerlo todos

No. Que en el colegio te enseñaran a escribir y en tus ratos libres dibujes no significa que sepas hacerlo bien. Es decir, que alguien decida pagar por lo que escribes o dibujas. Porque esos textos ayudan a vender productos y esos diseños ídem.

Cada vez que un profesional acepta una petición para trabajar gratis está tirando piedras contra su sector, dejando espacio a otros que intentarán que escribas o dibujes por una cantidad irrisoria.

El prestigio va de la mano de dinero

En España parece de mala educación hablar de dinero. Nos tiemblan las piernas si debemos presentar un presupuesto a un cliente. Con todo eso, sólo logramos que negocien y regateen hasta que el pago sea microscópico.

Escribir y dibujar conlleva gastos: tiempo, un portátil, una conexión a Internet, unos conocimientos previos gracias a unos estudios en los que hemos invertido dinero.

Si al que nos vende la fruta no le provoca ningún signo de vergüenza el cobrarnos porque es lo natural, a nosotros tampoco debería resultarnos un problema decir a cualquiera que piense que lo que hacemos es por amor al arte: "Son 100 euros".

En Pymes y Autónomos|Trabajar gratis como freelance, el error de captar clientes cuando se comienza

Imagen|ROverhate

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos