Compartir
Publicidad
Publicidad

Prolongar la edad de jubilación es inútil contra la crisis

Prolongar la edad de jubilación es inútil contra la crisis
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Una de las medidas estrella contra la crisis, parece, por la cantidad de gobiernos que la están tratando de implantar, la de prolongar la edad de jubiliación. Trataré de ver si tiene alguna utilidad, pero sólo le encuentro una, y no parece que sea justificación suficiente: ahorrarse las pensiones que tendrían que cobrar aquellos con edades comprendidas entre la edad actual y la ampliada, creo que es el chocolate del loro.

Desde mi punto de vista esa medida es inútil, desde varias perspectivas diferentes a la vez: por los plazos en que entra en vigor, por las capacidades físicas de los trabajadores, por la desmotivación que puede suponer y porque impide nuevas incorporaciones. Por último otra de las razones por la que esta medida es inútil es porque los trabajadores tienen derecho a disfrutar tras toda una vida de trabajo.

En primer lugar el tema de los plazos de aplicación, no es razonable decirle a alguien con 64 años y 11 meses que tiene ya la cabeza puesta en su próxima jubilación que tiene que seguir trabajando un par de años más, lo más probable es que fuese de inmediato al médico a por una baja por depresión. Por lo tanto esta medida hay que ponerla en marcha de manera paulatina, para que la pobalción se vaya acostumbrando, con lo cual, como medida anti crisis resulta inútil a corto plazo, servirá para ir ahorrando algo a largo plazo, pero hasta eso es cuestionable.

Desde el punto de vista de las capacidades físicas de los trabajadores, estás no están en su mejor momento, por muy buenas que sean, no son comparables a las de personal más joven. esto incide directamente en el rendimiento del trabajador, y repercute naturalmente en la empresa. A medida que avanza nuestra edad los cuerpos son menos resistentes, la posibilidad de un accidente laboral aumenta, como aumenta la gravedad de las posibles consecuencias, lo que daría lugar a mayor número de bajas, y mayor duración de éstas aunque no sea más que por el hecho de la menor capacidad de recuperación.

Por otro lado están las capacidades mentales de los trabajadores, aunque hay mucha gente que conserva muy bien su capacidad de raciocinio incluso hasta una edad muy avanzada, lo más habitual es que las capacidades mentales, como las físicas vayan mermando con la edad, lo que repercute de nuevo en el rendimiento del trabajador, esta pérdida de capacidad puede llevar aparejada una cierta depresión ante la propia incapacidad, que acelere el proceso.

Como último factor, prolongar esa edad de jubilación lo que hace es aumentar los costes para la empresa, derivados de los factores citados antes, e incluso en caso de un despido antes de la jubiliación, el hecho de que lleve muchos años en activo, sale más caro al empresario. Pero otro motivo más importante es que, si no hay una vacante en la empresa, no va a producirse una nueva incorporación, de tal forma que se retrasa la incorporación de los jóvenes, e incluso no tan jóvenes, al mercado de trabajo. Alguien que se jubila a los 65 puede dejar su puesto a alguien mayor de 45 (un sector de población que una vez pierde su empleo tiene serias dificultades para encontrar otro). Si esa jubilación se retrasa hasta los 67, son dos años más en que la empresa seguirá lastrada* en cierto modo. (*no quiero decir con esto que las personas de cierta edad supongan necesariamente un lastre, sólo que lo pueden suponer en los casos expuestos anteriormente).

Por lo tanto ¿para que sirve prolongar la edad de jubilación?. Para nada, lo que el estado se ahorra por un lado al no pagar esas pensiones, lo deja de ingresar por otro, ya que la gente con 65 años que se jubila y se encuentra en un estado razonable de salud, tiende a disfrutar de la vida y de lo que ha trabajado, y puede gastar gran parte de su pensión en disfrutar, ya que no tiene entre sus objetivos primordiales el ahorro para el futuro, el futuro ya les ha llegado, es el momento de tratar de sacar rendimiento a toda una vida de trabajo; los hijos no suelen representar ya una carga, y es el momento de disfrutar con los nietos. Es muy injusto retrasar el momento de empezar a disfrutar porque se puede llegar a una edad en la que no se pueda ya disfrutar todo lo que uno quisiera.

Por otro lado, hay determinadas profesiones que permiten seguir activo durante mucho tiempo, más allá de los 67, y de los 70, en cuyo caso tampoco debería haber ningún impedimento para seguir en activo quien así lo desease.

En Pymes y Autónomos | No se elevará la edad de jubilación
Imagen | Fran Carreira

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio