Compartir
Publicidad

Por qué ser tu propio jefe no es tan bonito como lo pintan

Por qué ser tu propio jefe no es tan bonito como lo pintan
1 Comentarios
Publicidad

Uno de los motivos para trabajar por cuenta propia es mejorar nuestra autonomía. Estás solo, lo que implica que eres el jefe y tomas las decisiones. Pero ser tu propio jefe no es tan bonito como lo pintan. Porque también hay que ver la otra cara de la moneda, tu serás tu propio empleado y todo el trabajo tendrás que hacerlo tu mismo.

No solo lo que tiene que ver con tu área profesional, allí donde siempre has soñado que tenías el talento y las ganas necesarias para salir adelante. Pero también en otras áreas como fiscal, ya que tienes que presentar impuestos, crear facturas, gastos, etc. Y no es la única, porque se van a necesitar dotes comerciales, de negociación o tecnológicas.

Pero sobre todo te das cuenta cuando trabajas por cuenta propia que eres pequeño. Que no eres tu propio jefe, sino que el cliente al final es el que tiene la sartén por el mango. Y no tienes un solo jefe, sino muchos que piensan que trabajas solo para ellos, quieren atención exclusiva y a cualquier hora. Pero precio de amigo, a la hora de pagar aquí si tenemos una relación más cercana. ¿Me harás una rebajita?

Eso si cobras finalmente. Porque aprendes que los clientes fallan. Y que un impago supone que ese mes lo pasas mal y aprendes a desconfiar, a no trabajar si no hay un anticipo y al menos no perder dinero con un proyecto que no has cobrado. Pero además en muchos casos has dedicado un tiempo, has perdido la oportunidad de coger otro proyecto.

Del dinero limpio que queda a final de mes hay que guardar, para prevenir meses más flojos, los impagos o si quieres irte de vacaciones. Algo que incluso si logras el objetivo presupuestado no está nada claro. Porque no se puede abandonar a los clientes que muchas veces necesitan de tus servicios.

Por supuesto tiene sus cosas buenas, que compensan. Pero no todos saben sacarle el partido necesario. Así que si estás pensando ponerte a trabajar por tu cuenta, aprovechar esa tarifa plana en 2018, es el momento de pensar no solo en las cosas buenas, sino también en aspectos menos agradables que vas a tener que sortear.

En Pymes y Autónomos | Soy autónomo, ¿sinónimo de trabajo de baja calidad, muchas horas y sueldo bajo?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio